| 6/8/2012 12:00:00 PM

“Empresarios: poco se interesan en la paz”

El ponente del Marco para la Paz, el senador Roy Barreras, habló con Dinero sobre los alcances de la iniciativa y criticó la falta de interés del sector privado en esta materia.  

— ¿Por qué justo en este momento le están dando tanta prioridad al Marco para la Paz?

No es que justo en este momento se esté dando lo del Marco para la Paz. Juan Manuel Santos lleva 20 años trabajando en temas de paz y ha acariciado esa idea desde hace mucho tiempo.

— ¿Están dadas las condiciones para negociar con las Farc?

El Presidente ha dicho en todos los tonos, y es la verdad, que mientras no mejoren las condiciones de Colombia no va a haber espacio para diálogos de paz.

— Pero se ha hablado de unos diálogos clandestinos…

Quisiera que hubiese esos contactos, pero puedo decir que no los hay ni los va a haber mientras los grupos ilegales sigan siendo secuestradores y terroristas.

— ¿Qué va a pasar el día en que se apruebe el Marco para la Paz?

Ese día no ocurrirá nada frente a ningún proceso penal, no recibirá beneficios nadie, no habrá un día de rebaja de cárcel para ningún delincuente, no ocurrirá nada distinto a que el Presidente de la República tendrá una llave constitucional para activar un proceso cuando él crea que las condiciones están dadas.

— ¿Cómo lo activa?

A través de la presentación de proyectos de ley que le permitan desarrollar la justicia transicional. Si él no lo activa, pues simplemente nunca se utilizará ese marco constitucional. Eso para despejar las dudas de quienes dicen que una vez esto se apruebe al otro día van a salir a la calle los bandidos y les van a dar curules.

— ¿En qué momento podría entrar a las instituciones del Estado un guerrillero?

Yo sí creo que debe haber unas vocerías políticas a través de terceros inocentes. Es decir voceros políticos que no estén involucrados en crímenes de lesa humanidad y que tengan ciertas afinidades ideológicas con la guerrilla.

— ¿Estaría Chávez participando como intermediario en un eventual proceso de paz?

El único proceso en el que debe estar interesado Chávez es en el proceso de su metástasis y en cómo hacer para salvar su vida. Yo dudo mucho que le importe un pepino lo que pase en la frontera con Colombia porque ese hombre se está muriendo. Si no le importó cuando estaba sano, mucho menos ahora.

— En un eventual proceso de paz ¿qué es lo que estaría dispuesto a negociar el Estado?

El solo hecho de garantizarles a los violentos que decidan abandonar la violencia y que ayuden a construir a Colombia y no a destruirla sería suficiente escenario de negociación.

— ¿Sí puede haber paz mientras haya narcotráfico?

Yo le diría que no. Lo que podría haber sería el fin del conflicto y ahí hay una diferencia. Sin seguridad no hay paz y mientras haya narcotráfico en el mundo habrá delincuentes comunes dedicados a esta actividad criminal que es una maldición para Colombia. Ese es un crimen común globalizado y lo único que se puede hacer con él es perseguirlo hasta que el mundo tome la decisión inteligente de acabar con el negocio. Y eso se hace con la despenalización de las drogas.

— ¿Ha hablado con empresarios, con el sector privado sobre este tema?

Hemos hablado con todos los empresarios que se han interesado en el tema. Sin embargo, hemos tenido más participación de la academia y de las ONG que del sector productivo. A mi me parece que ese sector no solo debería interesarse un poco más sino participar más.

— ¿No les interesa a los empresarios la paz?

Creo que han estado muy ocupados en temas como los TLC y la apertura de Colombia hacia la globalización de los mercados. Seguramente eso los tiene muy ocupados y cuando observan el tema del conflicto colombiano parecen aliviarse diciendo: ¨ojo, que la seguridad no se deteriore”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?