| 5/5/2016 12:21:00 PM

Empleadas de Reficar se defienden de acusaciones de prostitución

En una carta a la senadora Daira Galvis un grupo de empleadas de Ecopetrol rechazó los señalamientos y aseguró que sus salarios corresponden a sus actuales cargos. Conozca su respuesta.

Las empleadas de Reficar están molestas por las acusaciones de la senadora Daira Galvis, quien denunció en un debate de control político sobre corrupción que varias ‘prepago‘ fueron contratadas para el proyecto de ampliación de la refinería con salarios altos.

Lea también: Prostituras eran empleadas de Ecopetrol por $16 millones

En una carta abierta un grupo de trabajadoras pidió a la senadora que presente pruebas. También solicitó que reparara los daños causados a su buen nombre. Las trabajadores insistieron en que sus sueldos corresponden a su experiencia y no fueron asignados por encima de las tablas del proyecto.

"Somos madres, hijas, esposas y miembros de familia y rechazamos el señalamiento de prepagos que se nos endilga", señala la carta. 

Aquí puede ver la carta completa 

El proyecto de ampliación de la Refinería de Cartagena ha sido objeto de la polémica desde que un informe de la Contraloría alertó por el aumento del costo del proyecto en más de US$4.000 millones. El ente de control está investigando $5,3 billones en contratos para determinar si hubo delitos fiscales por parte de los empleados de Reficar. 

Por el momento Colombia adelanta una millonaria demanda contra el contratista del proyecto: la firma CB&I. La demanda está en un tribunal de arbitramento de la Cámara de Comercio Internacional y las pretensiones podrían llegar a los US$4.000 millones. Una parte de las pretensiones corresponde a los sobrecostos del proyecto y otra más a las utilidades que se dejaron de recibir en los 27 meses de retraso en las obras. 

  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?