| 4/14/2016 12:00:00 AM

El imborrable legado y vocación comercial de las Mipymes en Colombia

El comercio al por menor y al por mayor es la actividad económica que mayor concentración de Mipymes tiene en Colombia.

El 19 de julio de 1810, José Acevedo y Gómez le envió una carta a Antonio Villavicencio, corregidor regio. “Ciento veinte mil pesos, fruto de veinte años de trabajo, fatigas y peligros, me hizo perder el gobierno al principio de la guerra con Inglaterra, porque no hubo arbitrio de que este Virrey nos permitiese ni aún el comercio de cabotaje”, fue uno de sus apartes.

Publicada en el Florero de Llorente de Arturo Abella, esta reseña deja ver no solo la insatisfacción de los empresarios en la Nueva Granada sino también evidencia la importancia del comercio en la historia de Colombia desde la Colonia y durante los 206 años de vida republicana. En la actualidad, ese legado muestra que es uno de los bastiones de la economía nacional, puesto que, según el Dane, en 2014 registró ventas por $210,4 billones. En esta dinámica, las Mipymes son los grandes motores.

“Las pequeñas y medianas empresas colombianas significan 36% del valor agregado industrial, 92% de los establecimientos comerciales y 40% de la producción total del país, lo cual demuestra su importancia y su gran potencial de crecimiento”, explica Zuray Andrea Melgarejo, académica y profesora universitaria.

De acuerdo con información sobre la actividad económica de las Mipymes, producida por la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras), este segmento del parque productivo, aunque tiene presencia en la mayoría de las actividades económicas, se dedica principalmente a la transacción de compra y venta de productos, bienes y servicios.

“Esto se explica porque la creación de este tipo de negocios enfrenta menores costos de entrada y son de mayor facilidad para entrar en operación (menor inversión inicial en activos fijos y bajos costos de mano de obra)”, asegura Julián Domínguez, presidente de Confecámaras.

Personas naturales

“La gran mayoría de las Pymes del país están concentradas en los sectores de comercio al por mayor y al por menor, siendo 44,5% del total, según el registro de personas naturales. Le siguen las dedicadas al alojamiento y servicios de comida con 12,2% y las industrias manufactureras con 10,9% del total de las Pymes que identifica Confecámaras”, afirma Raúl Ávila, profesor de industria de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia.

Al desagregar por valores absolutos y el tamaño de la empresa, 695.360 de las matrículas activas de Mipymes se encuentran en el rubro del comercio al por mayor y al por menor. De este total, 681.037 son micro, 7.179 son pequeñas empresas, 6.333 figuran como no determinadas; es decir, que los datos de activos no han sido actualizados, y 811 corresponden a la mediana empresa.

Las dedicadas al alojamiento y servicios de comida ascienden a 191.969 en todo el país. Al igual que en el comercio, las microempresas predominan, al llegar a 189.301 unidades productivas. Luego se ubican las no determinadas, con 2.058, las pequeñas con 546 y las medianas con 64.

Según Confecámaras, en las industrias manufactureras hay 170.739 Mipymes, de las cuales 167.274 son micro, 1.868 son pequeñas empresas, 1.444 no determinadas y 153 medianas.

Luego de las mencionadas, los rubros económicos con mayor número de este tipo empresas son: actividad no homologada a CIIU V4 con 79.455 Mipymes, otras actividades de servicios con 74.370, actividades profesionales, científicas y técnicas con 51.357 y actividades de servicios administrativos y de apoyo con 50.315.

Sociedades

Al igual que las matriculadas como personas naturales, las Mipymes inscritas como sociedades también tienen énfasis en la transacción de objetos y servicios, aunque con menor intensidad.

“Al ver el registro en sociedades por actividad donde están registradas unas 979.000 compañías, se encuentra que 20,6% de las mismas están catalogadas en actividades de comercio al por mayor y al por menor, 10,75 en actividades científicas, profesionales y técnicas, y 9,7% son industrias manufactureras”, explica Ávila.

En el sector comercio hay 201.932 matrículas activas, de las cuales 157.763 son microempresas, 22.182 son pequeñas empresas, 16.361 no determinadas y 5.626 medianas.

A las actividades científicas, profesionales y técnicas se dedican 104.976 Mipymes en el territorio nacional. Predominan las micro con 86.872, seguidas de las pequeñas empresas con 10.355, las no determinadas con 5.690 y las medianas con 2.059. Por su parte, en la industria se encuentran activas 95.028 Mipymes.

Análisis

El predominio de Mipymes en el comercio es consistente con la estructura fabril nacional, en la que este sector es el más amplio en número de unidades productivas.

“Dada la composición de la producción en Colombia, el sector comercio siempre sobresale en el tejido empresarial donde actualmente representa el 35% del total de unidades económicas”, explica Domínguez, de Confecámaras.

De acuerdo con el dirigente gremial, el perfil colombiano no es distinto al de otros países de Iberoamérica. Por ejemplo, según reseña, en México el sector comercio concentra el 48% de las empresas, en Perú 47%, en Chile 34%, en Portugal 37% y en España el 24%.

“Esto se explica porque la creación de estos negocios enfrenta menores costos de entrada (menor inversión inicial en activos fijos y bajos costos de mano de obra)”, asegura.

Dice, además, que el sector manufacturero es el tercero más relevante en la composición del tejido empresarial nacional y asegura que viene registrando crecimiento. “No cabe duda que para el país es muy importante contar con una industria fuerte fortaleciendo los incentivos, principalmente relacionados con el fomento de las apuestas productivas departamentales e iniciativas clúster”, agrega.

En un momento en el que aumenta el desempleo en el país, la presencia de las Mipymes en la mayoría de las actividades económicas del país se constituye en necesaria para evitar el deterioramiento del mercado laboral nacional.

En sectores estratégicos

Las micro, pequeñas y medianas empresas hacen presencia en varios sectores estratégicos para Colombia y son clave en el desarrollo de negocios.

Uno de los sectores más golpeados es el de la explotación de minas y canteras, responsable de cerca de 50% de las ventas externas. Pese a la caída de los precios en los mercados internacionales, las Mipymes sobresalen en número. Están en operación 123.713 Mipymes dedicadas a actividades del ramo de la extracción de recursos naturales no renovables.

De este total, 74.265 son sociedades y 49.448 personas naturales.En la construcción, el tercer rubro económico que más creció en 2015, este segmento productivo aparece con 12.655 Mipymes, de las cuales 8.397 corresponden a sociedades y 4.258 a personas naturales.A la educación, actividad que soporta la meta gubernamental de erradicar el analfabetismo y convertir a Colombia en la mejor educada, se dedican 23.576 Mipymes: 14.062 personas naturales y 9.514 sociedades. Por su parte, en transporte y almacenamiento, que sustentan la actividad logística en un país que viene ampliando su infraestructura en todos los medios de transporte, figuran 67.917 empresas: 35.198 como persona natural y 32.719 como sociedades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?