| 5/12/2016 12:00:00 AM

EIG no pierde la esperanza de quedarse con Pacific

Eric Long, director financiero de la estadounidense EIG, explica por qué su propuesta para quedarse con Pacific es mejor que la de la canadiense Catalyst, que se daba como ganadora. Dicen que queda tiempo para la decisión final. Alza en precio del petróleo vuelve a Pacific interesante.

¿En qué consiste su propuesta de compra de Pacific?

Estamos comprometidos con una deuda de US$500 millones, de la cual EIG tomaría la mitad y dejamos que otros acreedores participen con la otra mitad. Nuestro 50% se convertiría en equity (capital accionario) y lo de los demás acreedores sería deuda de largo plazo en el balance de la compañía.

¿En qué se diferencia su oferta de la de Catalyst?

La nuestra es superior para todos los involucrados; es decir, para acreedores, accionistas, empleados, proveedores, comunidades de influencia, etc. Con nosotros los acreedores reciben 62,5% de la compañía, mientras que con Catalyst, 58,2%. Además, si se piensa en los dólares que van a ingresar y se van a quedar en el balance de Pacific en términos de equity, vamos a poner US$300 millones frente a US$250 millones de Catalyst. Esto, en términos del valor implícito de la compañía, significa que con nosotros quedaría costando US$1.200 millones y con Catalyst US$850 millones. Adicionalmente, ofrecemos un bono de corto plazo de US$80 millones a todos los acreedores a cambio de nada, solo para incrementar su valor de recobro. Esto implica que les ofrecemos 15,4 centavos de dólar, mientras que en Catalyst les ofrecen 9,2 centavos.

Lea también: Pacific acuerda reestructuración de deuda, accionistas en el limbo

¿Cómo quedan los accionistas bajo su propuesta?

Nuestra idea es que vamos a entrar a la compañía y, si los accionistas creen en el potencial de Pacific, pueden volver a participar bajo nuestro programa y con nuestra valoración. Vale la pena aclarar que el valor de las acciones de los socios actuales ya se evaporó. Sabemos lo importante que es esta compañía para Colombia y que hay pequeños inversionistas de su país afectados. Para ellos creamos un fondo que llamamos de armonía social, que se crearía después de la reestructuración y sería de US$4 millones que pondría EIG.

¿La oferta de EIG es independiente o está vinculada a algún accionista de Pacific?

Ahí está una de las principales diferencias de ambas alternativas. Mientras la nuestra es independiente, la de Catalyst es auspiciada por dos de los miembros de la junta directiva de Pacific, que son los mismos que tienen a la compañía en problemas. Además, EIG tiene una experiencia de más 30 años invirtiendo en el sector energético alrededor del mundo. Hemos hecho numerosos negocios de exploración, mientras que Catalyst nunca ha hecho un negocio de este tipo.

¿Por qué insisten con su propuesta, si la oferta Catalyst ya se daba como definitiva?

Hay dos jurisdicciones en este caso: el proceso de reestructuración canadiense, conocido como Ccaa (Companies Creditors Arrangement Act), que tiene el respaldo de dos tercios de los accionistas y acreedores, pero nosotros no creemos que esto implique un punto final. Hay muchas cosas que pueden pasar en un proceso en la Corte, así que, estar ahí y participar activamente nos da la oportunidad. Además, está la jurisdicción colombiana, que es tan importante como la canadiense. Allá la Superintendencia de Sociedades tiene gran autoridad y a aquellos con quienes hemos hablado en Colombia les gusta nuestra propuesta, así que esto no se ha acabado.

¿Cuál es la fecha límite para conocer el nuevo dueño de Pacific y quién toma la decisión final?

Catalyst fijó el 15 de junio como fecha máxima para que se acepte su propuesta, así que aún queda tiempo para considerar otras ofertas y recibir apoyo de los involucrados. El plan tendrá que ser aceptado por los reguladores locales, incluyendo la Supersociedades. Al final del día se trata de una firma colombiana, con activos y empleados colombianos, así que la decisión debería tomarse en Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?