| 3/16/2016 12:30:00 AM

Las mariposas que frenarían el plan de Peñalosa en van der Hammen

A pesar de que el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha reiterado en varias ocasiones que la reserva Thomas van der Hammen no es más que un “potrero ordinario”, los ambientalistas insisten en preservar la “invaluable” riqueza natural de ese lugar.

El zoólogo e investigador del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional, Gonzalo Andrade, confirmó la existencia de 23 especies de mariposas en la reserva, de las cuales dos son “nuevas para la ciencia”

Esta sería solo una de las razones por las que la propuesta de Enrique Peñalosa, de construir 494.000 viviendas en unas 5.924 hectáreas de la reserva, estaría peligrando.

Sin embargo, los defensores de la construcción de la ‘Ciudad Norte’ se basan en varias de las observaciones presentadas durante la sesión del 19 de julio del 2011 del Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), en la que se declara la fundación de la reserva Thomas van der Hammen, para afirmar que dicho territorio no cuenta con las joyas naturales que se le endosan.

Lea también: El deterioro de los páramos, una cicatriz imborrable para la economía

En uno de los apartados del documento se aclara que las dos especies de mariposas fueron encontradas en el sector conocido como la Floresta de la Sabana (3.123 metros de altitud), una zona que no hace parte del “polígono a declarar” (en referencia a la reserva).

Dicho argumento no tendría solidez para los ambientalistas pues más allá de un lugar específico defienden la ‘conectividad’, un concepto que hace referencia a la estrecha interacción que existe entre dos o más ecosistemas para su óptimo funcionamiento.

Con lo cual quieren decir que así las mariposas no habiten directamente en la reserva, compuesta por unas 1.395 hectáreas, sí pasan por ella e interactúan con los distintos agentes naturales que la componen.

Si se ejecuta la propuesta del alcalde “se borraría de la faz de la tierra” la reserva, argumentó el profesor Gonzalo Andrade en una entrevista concedida a Dinero, en la que además expresó que estarían en riesgo por lo menos 6 especies de mamíferos pequeños y diversas clases de plantas.

El voto negativo del exsecretario de ambiente

Durante la sesión ordinaria que dio vía libre a la fundación de la reserva ocurrió un hecho curioso. El entonces secretario de ambiente, Juan Antonio Nieto Escalante, fue el único de los votantes (12 en total) que se mostró en contra de la creación de dicho espacio de preservación. 

El exfuncionario dio las razones por las que votó en contra en un documento conocido por Dinero, en el que expresa que no es claro "cuáles son en realidad los principales valores ambientales que tiene el área a declarar".  

La afirmación se sustenta en la supuesta falta de evidencia y respaldo técnico que demuestre que en el lugar delimitado hay humedales y presencia de mariposas únicas en su tipo.  

“La declaración de la reserva forestal deberá contar con estudios técnicos, económicos y ambientales adoptados por el Ministerio de Ambiente, situación que a la fecha no se ha dado”, alertó el funcionario, quien ejerció como secretario en el Gobierno de Samuel Moreno y posterioremnte de Clara López.

Las razones que explican la defensa de los ambientalistas

Los expertos sostienen que la construcción de viviendas en la zona, fragmentaría no solo el hábitat natural de las 23 especies de mariposas que habitan en la zona, sino también el de las plantas, aves y mamíferos que han sido avistados en la reserva.

“No sabemos por qué insiste (el alcalde) en algo que ya hemos demostrado con los proyectos de investigación que se han realizado”, argumentó Andrade, al explicar que en dicha zona se han llevado a cabo 35 investigaciones entre 2009 y 2016.

Otro de los puntos a los que se refirió el investigador fue el potencial hídrico de la reserva, pues según estudios adelantados por la UNAL y la UDCA, en ese lugar se encontraron quebradas subterráneas.

Fuente: Agencia de Noticias de la UNAL.

“Por lo tanto, la idea de edificar en esta zona y construir un circuito de parques sería calamitoso, pues sepultaría este geoecosistema extraordinario y los flujos de agua acumulada en el subsuelo, que ayudan a descontaminar el río Bogotá, desaparecerían”, alertó Andrade en una publicación universitaria.

Sobre este tema también se refirió el profesor de educación ambiental de la Universidad de la Sabana Jefferson Galeano, al señalar que el ecosistema de la reserva está interconectado con los cerros orientales, “uno de los corredores ecológicos más importantes de Colombia”.

El investigador aseguró que el punto fundamental de la discusión no es si construir o no viviendas en la reserva, ya que “en temas ambientales las cosas no son blanco o negro, siempre hay matices”.  

La pregunta que debería responderse, según Galeano, es si existen las condiciones ambientales, económicas y sociales para llevar a cabo un proyecto de esa envergadura.

Antes de tomar cualquier decisión con respecto a ese territorio, el experto sugiere realizar un estudio más profundo con respecto al impacto que tendría el proyecto en el largo plazo, así como de las características de la zona ya que “en Colombia, necesitamos conocer más nuestros ecosistemas”.

Dicha investigación, en su concepto, debería partir de la base que han edificado las instituciones académicas durante muchos años y profundizar en cuatro áreas fundamentales:

  • La comprensión de las características ambientales de la reserva
  • La participación de ese ecosistema en la dinámica de la zona
  • Las proyecciones del desarrollo económico sostenible
  • La forma en la que se van a garantizar las condiciones básicas de los nuevos habitantes (acceso a transporte, comercio, educación).

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?