| 5/25/2017 12:01:00 AM

La polémica por el precio de los medicamentos en cadenas de droguerías

Las grandes cadenas de droguerías del país aseguran que su negocio podría estar en riesgo por cuenta del que consideran un error en la interpretación sobre la regulación de precios en la venta de medicamentos. Esta es la polémica.

En enero pasado, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) decidió multar por un total de $1.153 millones a la cadena de droguerías Cruz Verde. La razón: estar dispensando medicamentos por encima de los topes establecidos.

Lea también: Las 20 empresas farmacéuticas más destacadas del mercado colombiano

El caso generó alarma entre las droguerías. Primero, porque probablemente no es la única investigación que adelanta la SIC en este mercado y, segundo, porque para el gremio de los dispensadores de medicamentos al por menor, representado por la Cámara Gremial Institucional Farmacéutica de Fenalco, la Superintendencia está incurriendo en un error de enfoque que podría amenazar una parte del mercado de distribución de medicinas del país.

Obviamente, la Superintendencia está convencida de que el control de precio –regulación en permanente actualización y expedida por la Comisión Nacional de Medicamentos y Dispositivos Médicos– es una norma general que debe ser respetada por todos los actores de este importante segmento del sector salud.

Foto: Pablo Felipe Robledo Superintendente de Industria y Comercio.

Así las cosas, es necesario un esfuerzo para entender las razones de las partes, pues claramente el negocio de dispensación al por menor de medicamentos es uno de los vehículos más importantes para hacerles llegar medicinas y dispositivos médicos a los colombianos. De acuerdo con el gremio que representa a las droguerías del país, la Cámara Gremial Institucional Farmacéutica de Fenalco, actualmente 80% de las medicinas que toman los colombianos se distribuye a través del canal minorista.

Este es el punto de partida para la agremiación de droguerías: su negocio es muy particular y es muy probable que las autoridades no estén teniendo en cuenta las características del sector. Por su parte, la SIC, que fue la entidad que sancionó a Cruz Verde y que está investigando otras droguerías, cree que hay unas zonas grises en las que es necesario entrar a cumplir una función de control para impedir afectaciones a los usuarios.

Vender al detal

Para el gremio, la situación es esta: la actual regulación de precios se refiere a los medicamentos comprados con recursos públicos y al por mayor. Lo que no corresponda con este canal de venta es un negocio al detal, que no tiene ninguna restricción de precio. Esto ha quedado claro, según el gremio, por cuenta de varios conceptos emitidos por la propia Comisión de Precios de Medicamentos en donde se señala, por ejemplo, que las medicinas dispensadas de manera individual a los usuarios de medicina prepagada no tienen que cumplir con los topes fijados por esta instancia del Gobierno.

Las droguerías consideran que la SIC está colocando dentro del universo de venta con precio regulado a una serie de negociaciones que no corresponden a esa categoría. En este grupo están los contratos para medicina prepagada, acuerdos empresariales y pólizas de salud. Se trata de contratos específicos en lo que, si bien se ordenan medicamentos masivamente, pues hay una gran cantidad de personas que atender, la dispensación es individual y al detal. Así que no se pueden catalogar como entregas al por mayor.

Para los dispensadores de drogas, el tema es sensible, porque entregar medicamentos al por menor es una actividad que tiene sus propios costos. Una fuente del sector señaló que “a nosotros, para entregarle un medicamento a una persona de manera individual, nos toca cubrir una serie de costos básicos de logística y administración como, por ejemplo, el transporte, los arriendos de los locales, los salarios de las personas encargadas del punto de atención, que además deben tener una formación académica mínima como químicos farmacéuticos, regentes de farmacia o auxiliares de farmacia”. Para las droguerías esto implica un costo adicional al precio regulado que podría estar más allá de 14%.

Recomendado: La batalla por el mercado de los medicamentos en Colombia

El gremio de las droguerías está preocupado por el impacto de estas interpretaciones de la SIC, ya que podrían afectar su negocio.

El asunto se agrava, pues la sanción contra Cruz Verde podría no ser la única: en la actualidad la SIC está avanzando en un paquete de investigaciones contra otras droguerías, así que el tema se podría volver una tendencia generalizada en el sector.

La versión de la superintendencia

Por su parte, fuentes de la SIC señalaron que entienden claramente que hay un mercado desregulado que es el minorista; no obstante, consideran que dentro de los precios regulados es necesario actuar para impedir abusos contra los usuarios. Esto es así porque hay casos en los que la diferencia entre un segmento (el mayorista) y el otro (el minorista) no es muy clara.

“La regulación de la Comisión de Medicamentos al principio, desde 2006, decía que los precios de los medicamentos únicamente estaban regulados cuando iban al sistema de seguridad social en salud. Lo que da a entender que los laboratorios podían sacar dos líneas: una para el sistema y otra para el mercado en general. Así, marcaban sus medicamentos según si iban para el canal institucional o el canal comercial”, comentó la fuente.

Sin embargo, según la SIC, a partir de la circular 3 de 2013 quedó regulada absolutamente toda acción de comercialización mayorista, incluyendo aquella que pareciera ser una venta al detal.

“La norma establecía que los mayoristas que vendieran a farmacias podían incrementar un costo adicional por logística para llevarlo hasta la farmacia y la farmacia podía hacerlo sin tope de precio”, aseguró la fuente consultada. Esto significa que, para la SIC, pueden darse otras modalidades de comercialización mayorista no solo asociadas al sistema de salud.

Para la entidad es claro que hoy el único canal que no tiene regulación de precios es la farmacia minorista; sin embargo, no todo medicamento que se entrega sobre el mostrador necesariamente es una venta minorista; también puede ser el cumplimiento de un contrato de venta mayorista.

“En el caso de Cruz Verde, encontramos varias situaciones. Pero el tema central de discusión es que a veces tienen un convenio con una empresa, por ejemplo, Avianca o Ecopetrol, y les distribuyó a los empleados de esas empresas; para nosotros esa es una venta mayorista”, señaló la fuente consultada en la Superintendencia. La razón para la SIC es que allí no se está despachando solo una unidad sino grandes volúmenes, razón por la cual se debe respetar el tope de precios.

Actualmente, la SIC está resolviendo el recurso de reposición que presentó Cruz Verde y está notificando la apertura de investigación contra otras droguerías. En total son más de 70 procesos e investigaciones entre laboratorios, otros agentes mayoristas y varias farmacias.

Este tema es clave, más en un contexto de gran polémica y sensibilidad por el nivel de los precios de las medicinas en Colombia. Es necesario que las autoridades tengan en cuenta estos argumentos de los empresarios del sector; afectar un negocio, por un error en la interpretación de la norma puede dar al traste con alguna de las facetas de este importante mercado. La SIC está obligada a garantizar los derechos de los consumidores; también debe cuidarse de que el remedio resulte peor que la enfermedad.

No se pierda: Laboratorios La Santé evoluciona con un cambio de marca y nuevos productos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?