| 8/22/2014 9:45:00 AM

Conteo regresivo con Panamá

Mano dura al contrabando, modernización de la entidad y estabilidad jurídica en las normas fiscales son prioridades del nuevo director de la Dian, Santiago Rojas.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Pero el nuevo director de la Dirección de Impuestos y Aduanas, Santiago Rojas Arroyo, está dispuesto a desafiar esta sentencia. Sin embargo, los retos que enfrentará en esta segunda etapa como director la Dian son enormes.

En el frente interno tendrá que lidiar con un nuevo proyecto de recaudo de impuestos para obtener $12,5 billones que todavía están desfinanciados en el presupuesto de 2015; acelerar los controles para frenar la ola de contrabando que tiene a los empresarios al borde de un ataque de nervios y continuar con las investigaciones para condenar a los implicados en una red de corrupción interna destapada por su antecesor, Juan Ricardo Ortega.

En el frente internacional las cosas tampoco son fáciles. En octubre vence el plazo otorgado a Panamá para concluir la negociación de un acuerdo de intercambio de información tributaria o, de lo contrario, entrará en la lista de ‘paraísos fiscales’. El tema ha desatado duras protestas de altos funcionarios y empresarios panameños. El nuevo director de la Dian habló con Dinero sobre los desafíos que enfrentará al comandar esta poderosa entidad.

¿Está listo Panamá para negociar antes de octubre el acuerdo de intercambio de información?

Confío en que Panamá entienda que hay mecanismos para poder intercambiar información entre ambos países y que va a llegar a un acuerdo con Colombia. En la pasada reunión con los Presidentes se definió que los ministerios de Hacienda de los dos países van a trabajar en ese asunto. Confío en que las autoridades panameñas van a entender la importancia de ese tema porque, de no lograrse un acuerdo, las normas internas nos llevarían a declarar a Panamá paraíso fiscal. Esperamos que no se llegue a eso, sino que logremos un acuerdo antes del plazo fijado.

¿Cree que Panamá firma? Hay quienes aseguran que eso no pasará...

En Colombia la Ley es clara en el sentido de que debemos tener un acuerdo de información tributaria con determinados países que tienen unas ciertas condiciones, de aquí a octubre. Confío en que tengamos avances importantes de acuerdo con los compromisos definidos por los Presidentes.

¿Por qué los empresarios se quejan del aumento del contrabando?

Por lo que dicen gremios y empresarios, hay que reconocer que el contrabando sigue siendo un gran flagelo. ¿Qué ha pasado? Que hace unos años el narcotráfico lavaba el dinero de muchas maneras pues utilizaba el sistema financiero, creaba compañías, creaba complejas figuras empresariales y se apoyaba en el contrabando. Pero a raíz de los controles en el sistema financiero y en el tema empresarial, se han cerrado muchos frentes y hoy el contrabando se convirtió en la forma de lavar dinero y allí es donde están enquistadas las mafias. Por eso hoy es el gran flagelo para el empresario, a quien le resulta muy difícil competir con estos productos que llegan ilegalmente.

¿Qué acciones implementarán para frenarlo?

Vamos a fortalecer los controles y a desplegar una acción integral contra el contrabando. Pero primero hay que entender cuáles son los principales productos sujetos al contrabando pues existen distintas estrategias, en unos casos se trata de contrabando técnico, cuando para productos parecidos existen aranceles distintos, pero también hay contrabando abierto. En el técnico queremos identificar las distorsiones y este será un trabajo que se adelantará con gremios y empresarios para unificar aranceles. También trabajaremos en la tecnificación. En este caso, será clave el decreto que se está emitiendo y que define las condiciones de los escáneres, para comenzar a instalarlos en los puertos y aeropuertos por donde ingresan las mercancías.

¿En qué productos el contrabando resulta más evidente?

En contrabando abierto, la gasolina, los alimentos y los cigarrillos son el gran problema. En contrabando técnico los más afectados son calzado, confecciones, textiles y aceites comestibles.

¿Cómo van los procesos contra los funcionarios corruptos?

Juan Ricardo Ortega hizo una excelente labor y la idea es continuarla. Lo que me informan es que los procesos siguen andando y contamos con todo el apoyo de la Fiscalía porque nuestra política es de cero tolerancia a la corrupción. Y cuando haya casos que se puedan prestar para la corrupción, vamos a caer con todo el peso de la ley.

¿Cómo operarán con la Policía Fiscal y Aduanera?

Con la Polfa trabajamos en equipo, el general (Gustavo) Moreno le ha aportado mucho al país y continuaremos empleando la inteligencia para desvertebrar las grandes mafias del contrabando. Por otra parte, esperamos que el Congreso siga discutiendo la ley anti-contrabando cuyo tema gordo es equiparar el delito de contrabando con el lavado de activos y así tener unas penas muy altas para desvertebrar las mafias. Este proyecto ya fue aprobado en Comisión Primera de Senado y esperamos llevarla a discusión a la Plenaria del Senado en estos días.

¿Cómo va la propuesta de aumentar el recaudo para 2015?

Claramente el presupuesto que se presentó al Congreso de la República plantea que se requiere una ley adicional para financiar unos $12,5 billones adicionales para 2015. El Gobierno está analizando cuáles serán las mejores alternativas y ya el ministro Cárdenas ha dicho que se está pensando en un impuesto al patrimonio para 2015, no disminuir el 4x1.000 y alguna opción adicional, por ejemplo en materia de activos que no hayan sido declarados. En este último caso, la idea es darles alguna alternativa sin que se trate de amnistía porque claramente la Corte dijo que esta no era procedente. La idea es que se permita que, pagando la sanción correspondiente, se puedan presentar esos bienes al fisco y declararlos en 2015.

¿Cuál sería esa alternativa?

Este es un tema que se está discutiendo. Pero primero déjeme aclarar que no puede haber amnistía porque la Corte Constitucional ya dijo que no. Se están buscando distintas figuras jurídicas que permitan que se incentive la declaración de los bienes que algunos colombianos tienen por fuera y que no han declarado.

¿Se socializará el tema con el empresariado?

El Gobierno es quien va a decidir cuáles alternativas, para aumentar el recaudo, presenta ante el Congreso y este decide si fija nuevos impuestos. Pero como queremos que sea una discusión abierta, transparente, sana para todo el mundo, el Gobierno quiere hablar con el sector privado para que la propuesta que se lleve al Congreso tenga mayor respaldo.

¿Cómo se blindará a la Dian de la influencia política?

Creo que es importante que la Dian sea una entidad fuerte, transparente y técnica. Por eso, resulta clave poner en marcha un sistema de meritocracia aplicada en términos reales. La idea es que quien llegue a la Dian haga unas pruebas de conocimiento y habilidades y pase por controles que permitan verificar que es una persona ética. Inclusive, para algunos cargos se utilizará el polígrafo. Pero, al final, es una comisión integrada por tres personas la que escoge el mejor candidato.

¿Desde cuándo se aplicará este sistema?

Antes de irse Juan Ricardo dejó firmada una resolución estableciendo este tema de la meritocracia, y mi idea es revisar que tenga los elementos que son, que haya competencia, análisis de antecedentes, pruebas, visitas domiciliarias, y que de manera muy objetiva, un comité decida quién debe llegar a la Dian.

Sobre su regreso a la Dian: ¿cree que las segundas partes son buenas?

Este segundo tiempo puede ser muy bueno porque uno siempre en la primera parte se queda con la sensación de que le faltó hacer cosas o que cometió errores. Esta segunda oportunidad puede ser interesante, aunque es claro que hoy la Dian es otra cosa.

¿Cuáles serán sus prioridades al frente de la entidad?

Creo que la labor fundamental es lograr que esta sea una entidad que contribuya a la competitividad del país. Para hacerlo he definido tres ejes: modernización tecnológica, desarrollo del capital humano y seguridad jurídica.

¿Cómo planean desarrollar el tema de modernización?

La modernización tecnológica es un tema fundamental pues permite tener unos sistemas de información eficientes, seguros, que aporten a este proceso. Ya se ha invertido mucho pero ahora creemos que en temas aduaneros se requiere una reconversión. Por eso continuaremos con el modelo de sistemas coreano que ya había seleccionado Juan Ricardo Ortega y que nos permitirá ser más eficientes en temas aduaneros. Obviamente queremos también consolidar todo lo que se ha hecho en materia de sistemas de información a nivel de impuestos para facilitar y agilizar los trámites impositivos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?