| 2/19/2015 7:30:00 AM

Mal rato para Ecopetrol

El ajuste en la compañía va a generar transformaciones significativas en la estructura del grupo empresarial. Este es el panorama.

¿Qué empresa a la que se le caiga el precio 50% de su producto estrella es la misma? Ninguna. Las petroleras viven hoy ese drama. En menos de seis meses, las cotizaciones del crudo tuvieron una destorcida y, aunque en los últimos días han logrado recuperarse, el golpe es muy grande.

“Estamos en economía de supervivencia”, advirtió Javier Gutiérrez, presidente saliente de Ecopetrol, en el foro de Anif y Fedesarrollo del pasado miércoles 11 de febrero.

Mientras las petroleras buscan cómo sobreaguar en esta difícil situación, Ecopetrol es un caso particular: no se trata solo de buscar salidas a una coyuntura, sino también de la redefinición de sus metas para 2030, que podría producir cambios dramáticos.

Desde el primer semestre del año pasado, Ecopetrol viene trabajando en una nueva hoja de ruta para su futuro, y Boston Consulting Group ha sido una de las firmas que asesoran a la petrolera en el replanteamiento de su estrategia.

Una parte fundamental es la generación de valor como principio fundamental en la sostenibilidad de la empresa a largo plazo. Es decir, acompañar las metas volumétricas con objetivos de rentabilidad definidos y, además, focalizarse en los negocios de exploración y producción. Eso, que parece simple, puede llevar a grandes definiciones dentro de lo que hoy es el grupo empresarial más grande del país.

En forma simultánea, y mientras la junta define el foco estratégico de la compañía, vienen en el corto plazo procesos de ajuste con reducciones significativas, no solo en las inversiones sino también en la operación misma de la empresa.Hora de ajustes.

El corto plazo


Para enfrentar la caída de los precios del crudo, que al cierre de esta edición se ubicaban en un poco más de US$50 por barril, Ecopetrol está trabajando en planes de eficiencias, costos y austeridad. La empresa ya anunció una reducción de costos y gastos de US$3.500 millones, y también la disminución en el plan de inversión de 26%, para ubicarlo en US$7.500 millones, de US$10.000 millones que tenía planeados.

La optimización de costos representa un recorte de 30%, lo que implica renegociación de contratos y de tarifas con proveedores, y recortes en gastos de publicidad e inversión social, entre otras medidas.

Igualmente, aunque aún no se ha hecho pública, habrá una optimización de la nómina de personal: actualmente Ecopetrol tiene 9.500 directos y 40.000 indirectos.

En cuanto a la parte operativa, se enfocará en los proyectos de más caja y cuyo precio de equilibrio sea el más bajo. Es claro que cualquier proyecto que tenga precio de equilibrio por encima de los US$70 se aplazará. En ese sentido ya hay ocho que están en la gaveta, y se concentrarán en históricos, como Castilla y Chichineme..

La empresa hizo un plan de inversiones ajustado a US$60 por barril a finales del año pasado. Sin embargo, este año está haciendo esfuerzos adicionales y planteando escenarios de ajuste a precios entre US$45 y US$50 e, incluso, algunos más severos de hasta US$30.

La estrategia es clara: reducir costos y maximizar la producción. Al mantener una producción alta y lo más cercana a los 710.000 barriles por día que individualmente tiene Ecopetrol, o los 760.000 que alcanza como grupo, garantizan el flujo de caja, pero obviamente se golpea la exploración, área donde las compañías –no solo Ecopetrol– están haciendo recortes. Esto es preocupante en el largo plazo. En el caso de Ecopetrol, el plan de exploración para este año es de US$503 millones, aunque va a tener un especial énfasis en las áreas off shore, como Orca, donde se ha encontrado gas. En producción, las inversiones superarán los US$4.100 millones.

El plan estratégico

Cuando el precio del petróleo empezó su destorcida, Ecopetrol ya tenía en su agenda la discusión de un proceso de redefinición de su estrategia, pues los planes estaban previstos a 2015 y era necesario tomar un nuevo foco para los próximos tres lustros.

Boston Consulting Group ha acompañado a la petrolera en este proceso, que coincidió con los cambios en la estructura de precios del crudo.

Del informe de esta consultora se desprenden ajustes para la estrategia de mediano plazo. El afán ya no será una meta específica de producción, como el famoso millón de barriles, sino la rentabilidad y sostenibilidad de la operación.

También se está dando un gran impulso a la estrategia de tener más presencia regional. Ya están nombrados en propiedad los vicepresidentes regionales y más de mil funcionarios se fueron a vivir a las regiones.

Además, la refinería de Cartagena estará operando en agosto y cálculos de la compañía señalan que el flujo de caja que genere esta megaobra da para cubrir la operación y la amortización de unas inversiones que superaron los US$7.400 millones.

Pero, viene una de las discusiones más relevantes, pues una de las propuestas es mantener la integración de la empresa focalizada en la exploración y producción.

La discusión sobre el foco de la compañía ya se había venido planteando desde hace casi dos años, cuando la petrolera anunció la venta de activos no estratégicos dentro de su portafolio de inversión. Las participaciones minoritarias de la compañía en la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), en Interconexión Eléctrica (ISA) y en Invercolsa están en proceso de valoración y venta y por ellas se espera que reciba más de $1,5 billones.

Sin embargo, las implicaciones pueden ser mayores porque una cosa es salir de inversiones de minoritarias y otra focalizar sus negocios. Ecopetrol, en épocas de bonanza, diversificó gran parte de su operación y llegó a negocios como el de petroquímica –con la compra de Propilco– y montó dos plantas de biocombustibles para complementar su portafolio. Además, creó una poderosa holding de transporte de crudo, Cenit, que tiene entre sus activos, con participaciones de otras compañías, a Ocensa, el Oleoducto de los Llanos, Oleoducto de Colombia, Bicentenario y muchos de los tubos y redes de Ecopetrol.

¿Qué hacer con los negocios que no estarían dentro de esta nueva estrategia? Es una discusión que se está dando e, incluso, se han planteado posibles escenarios como la búsqueda de socios estratégicos para algunos de esos negocios, como Cenit, pero donde Ecopetrol mantenga el control. También se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de sacar algunos de esos activos a Bolsa.

La aprobación de una nueva estrategia de Ecopetrol será una de las noticias más importantes del país en los próximos meses. No solo por lo que representará para la compañía, sino también para su principal accionista –el Estado–, pues es una de las empresas que más gira dividendos en el sector a nivel mundial –80%– y donde está parte de la caja del Gobierno.

En los próximos tres meses se podría conocer la determinación de la junta. Cada vez se piden más revisiones y estudios para tomar decisiones estratégicas que permitan definir metas y focos en los principales negocios de aquí a 2030. Una tarea nada sencilla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?