| 10/26/2017 12:01:00 AM

Bogotá tiene un plan de financiación alternativo a la venta de la ETB

El empantanamiento de la venta de la ETB implicó la pérdida de una fuente de recursos para la capital. Sin embargo, avanza un plan contingente. ¿De qué se trata?

La decisión del juzgado cuarto administrativo de anular en primera instancia el artículo 140 del plan de desarrollo distrital, que autoriza al alcalde mayor, Enrique Peñalosa, la venta de la participación del Distrito (86,4%) en la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), por vicios de trámite y violación de la unidad de materia, significa, en la práctica, la sustracción de un monto importante de recursos para financiar el plan de desarrollo de la ciudad, cuyo costo fue estimado en $96,1 billones. En la financiación del plan se incluyeron $6,1 billones de gestión de activos, que contemplaba la venta de la participación del Distrito en la ETB y 20% de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB).

El empantanamiento de la enajenación de la ETB significa también su desvalorización, por su constante generación de pérdidas, debido a la falta de inversión adicional para elevar la rentabilidad de sus activos, en vista de que el gobierno distrital no posee los recursos requeridos para ese fin, porque debe atender otras necesidades más urgentes de los ciudadanos.

La ETB fue valorada por la banca de inversión JP Morgan en 1,19 veces su valor en libros, en un estudio solicitado por la administración distrital, que fue avalado por un concepto de razonabilidad financiera del banco BTG Pactual. Con base en ello, el valor mínimo estimado de la ETB es de $2,4 billones. Con estos fondos, la administración distrital esperaba financiar parte de la inversión en la construcción de jardines infantiles, la adecuación de centros de discapacidad, la edificación de colegios y hospitales, la construcción de infraestructura para la seguridad, la movilidad y el desarrollo económico.

Manos a la obra

El bloqueo a la venta de la ETB, no solo por la decisión del juzgado cuarto, que fue apelada por el gobierno distrital ante el tribunal administrativo de Cundinamarca, sino también por la interposición de una acción popular, que no se sabe con certeza cuándo se resolverán, obligó a la Secretaría de Hacienda a poner en marcha una estrategia de financiación alternativa, mientras tanto, para no paralizar la inversión que se planeó con base en esos recursos.

Puede interesarle: Juez anula venta de la ETB en primera instancia

Esta consistió en solicitar al Concejo de la ciudad ampliar la deuda del Distrito en $2,4 billones. La petición fue aprobada a comienzos de octubre, con lo cual el cupo total del endeudamiento aumentó a $6,9 billones para los cuatro años de la administración. Las fuentes de la deuda serán los préstamos con la banca multilateral, los bancos comerciales locales y externos y la colocación de títulos de deuda pública en los mercados internacionales y en el local.

Con esos recursos se financiará la ejecución de las obras de infraestructura vial que permitirán mejorar la movilidad de los bogotanos –incluida la parte de la adecuación de la carrera séptima para el Transmilenio, que se optó por no financiar con la contribución de valorización, y la extensión de la Avenida Caracas al sur, hacia Yomasa–, así como la construcción de nuevos colegios, centros deportivos, recreativos y culturales y jardines infantiles. Otro de los proyectos importantes que se apalancará con este cupo de endeudamiento es la recuperación de la zona del Bronx, donde se contempla una sede del Sena, y la finalización de las obras de la sede para la Policía Metropolitana de Bogotá, entre otros proyectos para la ciudad.

La salud será el sector más perjudicado con la obstrucción de la venta de la ETB y, ahora, deberá ampliar la financiación de la construcción de los hospitales por medio de los recursos de los ingresos corrientes de la ciudad, las asociaciones público privadas (APP) y la venta del 20% de la EEB.

Beatriz Arbeláez, secretaria de Hacienda Distrital, le contó a Dinero que la ampliación del cupo de endeudamiento fue posible sin comprometer la sostenibilidad de la deuda de la ciudad, porque se están cumpliendo de manera satisfactoria las metas de recaudo de impuestos y porque se reestimaron los gastos de la ciudad, de acuerdo con una ejecución promedio anual del 80% del presupuesto, lo cual le genera unos excedentes de caja a la administración.

Lea también: ETB reportó pérdidas por $113.439 millones en el primer semestre del año

Además, la inversión, que se financiará con deuda, estimulará el crecimiento económico y la generación de empleo en la ciudad, con lo cual contribuirá en el futuro a incrementar la base para el cobro de los impuestos. Con ello, tendrá un rendimiento mayor que su costo, gracias a lo cual permitirá atender de manera cómoda el servicio sin comprometer su sostenibilidad.

Sobre la evolución de los impuestos, la secretaria de Hacienda señaló que el año pasado se logró la meta con holgura. Dijo, además, que en lo corrido de este año los ingresos por este concepto han aumentado a 6,4% anual, gracias a lo cual la meta ($8,3 billones) se ha logrado en un 89,5%, con base en un cumplimiento del recaudo oportuno de 88,3% y a un sobrecumplimiento de la meta de gestión de un 109,4%.

Otros impuestos

En el predial, que contribuye con una tercera parte de los ingresos por impuestos y es donde se acumula la mayor parte de la cartera morosa, la meta del año se ha cumplido casi en su totalidad (99,8%) y la gestión ha provisto un 2% adicional.

Arbeláez dijo que con mucha frecuencia la administración distrital debe oponerse a los proyectos de ley que pretenden establecer límites a su incremento, porque podrían generar un drenaje de recursos importantes para la ciudad. En Bogotá la base de este impuesto se actualiza de acuerdo con la evolución del valor comercial de los predios, determinada por el mercado.

En el impuesto de vehículos se excedió ya la meta en 11,6% y la gestión aportó otro 6%.

En el ICA, que genera la mitad de los ingresos tributarios, la meta se ha cumplido en un 80%, pero se espera llegar a 100% en el resto del año, con lo cual se prevé alcanzar el objetivo fijado. Sin embargo, en este impuesto es donde hay la mayor evasión y elusión, en gran parte debido a la informalidad. Se temía que de pronto la desaceleración de la economía afectara su recaudo, pero por fortuna se prevé que se cumplirá la meta. Con este fin se logró este año que los contribuyentes de este tributo lo puedan pagar de manera virtual.

Los resultados de la gestión tributaria mejoraron de una forma sustancial gracias al descuento de 60% en intereses y sanciones, que estuvo vigente hasta el pasado 31 de mayo; y al de 40% que se prolongará hasta finalizar octubre. Desde el inicio de la medida, más de 31.000 personas se han puesto al día en sus obligaciones tributarias con la ciudad. Gracias a ello, el Distrito ha recuperado alrededor de $104.000 millones, equivalentes al 91,3% de la meta prevista de recaudo por medio de este beneficio ($114.000 millones). Del total pagado por este grupo de contribuyentes, el 75,3% corresponde a obligaciones pendientes del impuesto predial; 17,3% de vehículos, y 7,4% de ICA.

Recomendado: Recaudo de impuestos en Bogotá superó los $5 billones en el primer semestre

En cuanto al proceso de venta de la EEB, se contrató el consorcio para llevar a cabo la valoración y la comercialización de 20% que se enajenará, que ya la valoración está en marcha y que se contempla realizar la venta de las acciones tanto en el mercado doméstico como en los internacionales.

Si se cumple el cronograma previsto, este año tendrá lugar la primera parte de la venta de las acciones, que se ha denominado democratización, de acuerdo con el artículo 60 de la Constitución. En el primer semestre del2018 se espera realizar la oferta de lo que no se venda en la primera fase, en el mercado doméstico y en los internacionales. La Secretaria cree que el mercado doméstico absorberá entre 40% y 50% de la venta, y el resto se completará en los internacionales.

Esos recursos –que de acuerdo con la valoración actual de la EEB en la bolsa podrían ser de alrededor de $3,5 billones– complementarán parte de la inversión que quedó desfinanciada con la parálisis de la venta de la ETB, apalancarán algunas APP para la construcción de vías y contribuirán a financiar la construcción de hospitales, colegios, jardines infantiles e infraestructura de seguridad para la ciudad.

De esta manera, la Secretaría de Hacienda diseñó una estrategia financiera basada en un mayor endeudamiento, que no compromete la sostenibilidad de la deuda, gracias al cumplimiento de las metas de recaudo y a una reestimación del cronograma de los gastos.

Con base en ella se llevará a cabo, de manera oportuna, la inversión planeada para mejorar la calidad de la vida en la ciudad, que incluye metro y troncales de Transmilenio, junto con infraestructura de salud, educación y seguridad.

Puede interesarle: Tiembla Netflix: Facebook, HBO y ETB se suben al bus de los servicios en streaming

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.