| 8/5/2015 7:00:00 PM

La experiencia de movilidad en Medellín, ¿se debería aplicar en Bogotá?

Medellín está reduciendo el número de accidentes de tránsito, heridos e incidentes. La gente tarda menos en los trancones y es más productiva. Conozca cómo lo hace.

En materia de movilidad, Medellín hizo en tres años lo que Bogotá no ha podido en diez. Claro, la capital paisa también aún sufre por los trancones, la falta de vías y los huecos en algunas de sus vías. Allá también muchos no usan los puentes peatonales, pasan por debajo de ellos y los accidentes siguen ocurriendo cada día, como en cualquier otra ciudad del mundo. Sin embargo, un nuevo sistema está cambiando la forma como se mueven los paisas y no estamos hablando del metro, el cable aéreo o el tranvía de Ayacucho que, entre otras cosas, estará listo en noviembre próximo.

Lo que hizo Medellín hace tres años fue tomar lo mejor de cada ciudad en el mundo, con sistemas inteligentes de movilidad y aplicarlo en el Valle de Aburrá. El resultado: un sistema en línea que va más allá de grandes pantallas de monitoreo y cámaras desperdigadas por las decenas de postes en la ciudad.

La clave de esta ciudad es que articuló varios sistemas en uno. Las cámaras que están siendo instaladas no solo registran los incidentes sino que envían señales de alarma en tiempo real al centro de control. Luego se activa todo un protocolo que reduce los tiempos de respuesta de los agentes de tránsito, ambulancias o grúas, según sea el caso (ver infografía).

Los resultados se empiezan a ver. Un accidente vial que solo implica daños leves se resuelve ahora en 20 o 30 minutos entre el momento que sucede el choque hasta que el tráfico es normalizado. Si hay heridos o muertos, el tiempo de solución se eleva. “Esos tiempos son inferiores a los registrados en otras ciudades y mucho más bajos en comparación con los que teníamos antes del Sistema Inteligente de Movilidad de Medellín- SIMM. Nosotros no tenemos personas mirando cámaras, sino gestando eventos”, explica el responsable de una de las compañías que implementaron la plataforma, Carlos Alberto Márquez, de ITS.

Sumado a esta tecnología de cámaras con capacidad para registrar incidentes y peatones que cruzan las avenidas en sitios prohibidos, se están instalando semáforos de última generación cuya tecnología permitirá – en el corto plazo– sincronizar los tiempos en verde o rojo con los trancones e incidentes.

Eso no es todo. Medellín también instaló 22 paneles fijos de información para advertir a los usuarios sobre cualquier eventualidad en el tráfico. Además, está a punto de ‘poner al aire’ una aplicación para teléfonos inteligentes que permitirá a los usuarios circular con mejor desempeño en la ciudad. “Los estudios que hemos hecho indican que en el área de influencia de estos paneles se redujo el número de accidentes en 13%”, señala Gloria Salazar Marín, gerente general de Sistema Inteligentes en Red, una empresa filial de ISA, que también hace parte del sistema.

El SIMM es tan completo que se está trabajando para que las empresas de seguros de accidentes vinculadas al negocio del tránsito mejoren los tiempos de respuesta en los siniestros.

El secretario de Movilidad de Medellín, Omar Hoyos, explica que con este sistema se ha incrementado la productividad de la ciudad, teniendo en cuenta que los tiempos de los trancones son menores. En Medellín un viaje tarda en promedio de 25 a 34 minutos, según el día y la hora. Esa es una tasa baja teniendo en cuenta que en ciudades como Bogotá ese rango puede llegar a dos horas.

Uno de los desafíos del sistema será reducir los tiempos de viaje en el área en donde se construye el proyecto Parques del Río, que prevé el mejoramiento de la ronda del afluente. Lo normal es que ese trayecto se haga en 7 minutos, hoy se hace en 14 o más, pero sin el sistema inteligente podría ser de 30 o 40 minutos.

Delegaciones de varios países llegan a las oficinas de la Secretaría de Movilidad para compartir experiencias y aprender del caso. El BID también incluyó el SIMM como caso positivo de movilidad en la Región.

Otro gran reto por resolver es el estacionamiento de vehículos en las calles. Según el Secretario de Movilidad, si la gente no dejara sus vehículos en las calles, los tiempos de viaje bajarían 40%, algo escandaloso.

Medellín está dando ejemplos de liderazgo en temas claves como la movilidad, la innovación y la articulación público-privada. ¿Hora de replicar el modelo en el país?.

¿Y en Bogotá?

El tortuoso camino del Sistema Inteligente de Transporte en la Capital.

En la capital de la República el caso es totalmente contrario. En 2006 se comenzó a hablar del Sistema Inteligente de Transporte y se proyectaban inversiones por $435.000 millones. Según ProBogotá, en 2008 se abrió una licitación para sacar adelante el proyecto, pero fue declarada desierta. Luego, en 2009, se inició una nueva convocatoria, pero enfrentó problemas con el presupuesto. En 2010 se intentó de nuevo, pero se volvió a declarar desierta. El año pasado se abrió de nuevo una licitación donde participaron seis proponentes. Tras deliberaciones por supuestos visos de favorecimiento, la Procuraduría advierte que es necesario parar la licitación y el Distrito acata la advertencia.

Según ProBogotá, la tecnología para tráfico y movilidad está disponible hace años y solo falta que que las entidades del Distrito se pongan de acuerdo. ¿Qué pensarán los candidatos?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?