| 8/31/2017 12:01:00 AM

Colombia lista para implementar el offshore

En los próximos días el Ministerio de Ambiente expedirá una norma que permitirá iniciar la explotación offshore en el país. En contraste, la regulación para darle vía libre al fracking tardará mucho más.

Una de las regulaciones más esperadas por la industria petrolera y gasífera está a punto de ver la luz del día. En diálogo con Dinero, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, aseguró que en los próximos días se expedirá la única norma ambiental que se exigirá para iniciar las explotaciones costa afuera u offshore.

“Estamos avanzando muy rápido para establecer los estándares de vertimientos para offshore. En ese sentido, estamos trabajando con gremios como la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), con Ecopetrol y con expertos. Aspiramos a que, a más tardar en septiembre, la regulación de vertimientos esté lista. Con esta norma la industria tiene ya vía libre, al menos en el tema ambiental”, dijo el ministro Murillo.

Se trata de una de las noticias más esperadas por la industria energética, teniendo en cuenta los recientes hallazgos de yacimientos de gas en el mar Caribe colombiano y las proyecciones que hay para encontrar petróleo en estas zonas poco exploradas hasta ahora.

Foto: Luis Gilberto Murillo, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

También es un mensaje positivo para ciudades como Barranquilla, que planean convertirse en el corto plazo en centro de operaciones en la Región para este tipo de industrias. Murillo complementó el anuncio al explicar que esta regulación se expedirá vía decreto y que los vertimientos que se presenten en estos sitios debe ser mínima “o integrarse al ecosistema sin problema alguno”.

Recomendado: ACP: Consultas populares son un síntoma de las inconformidades regionales

Según la ACP, el potencial de este país en la explotación offshore es importante. Algunos yacimientos en fase de exploración son Molusco, Orca y Gorgón 1, este último considerado el mayor hallazgo de gas en la historia reciente del país.

Lo que viene a un ritmo mucho más lento es la regulación para la explotación con métodos como el fracking. Murillo explicó que, aunque el país aceptó el uso de este tipo de tecnologías en 2012, hace falta mucha más capacitación e institucionalidad para sacar adelante este tipo de explotaciones.

“Cuando el país le dijo sí al fracking hace unos años, la United States Environmental Protection Agency (EPA) no había publicado algunas implicaciones ambientales del fracking. Lo que estamos planteando es avanzar mucho más en la capacidad institucional para la explotación con fracking y un mayor conocimiento de la oferta hidrogeológica, pues no hay suficiente información sobre las aguas subterráneas donde se planea usar la tecnología”, dijo.

Murillo fue claro al señalar que es necesario “capacitar mucho más a los funcionarios de la Anla y las CAR” para sacar adelante este tipo de actividades. “En conclusión, eso va a estar más demorado”, dijo. El Ministro también se refirió a la normatividad que planea sacar adelante en lo queda del segundo semestre en el Congreso de la República. “Me voy a vivir al Congreso, los proyectos que llevaremos allá son claves para el futuro del país”, dijo.

El jefe de la cartera se centró en dos grandes proyectos. El primero busca crear la normatividad necesaria para cumplir con los compromisos del país en el Acuerdo de París para reducir las emisiones de carbono en 20% al año 2030. Según el funcionario, hay planes para subir esa meta a 30%, siempre y cuando se incremente la ayuda internacional en el sector.

“Se trata de la Ley de cambio climático en donde cada sector (Ministerio) debe hacer un aporte y compromiso. Por ejemplo, Minas y Energía tiene compromisos para aumentar la eficiencia de las plantas térmicas y aumentar la generación de energía eólica y solar. En el caso del sector transporte, se prevé que al año 2030 al menos estén operando unos 65.000 taxis eléctricos”, anunció.

“Debemos ser más ambiciosos. En el caso del transporte, se debería ver cómo se logra que Transmilenio y los sistemas masivos se cambien por buses eléctricos. Entre 2010 y 2012, tanto Minas como Transporte doblaron sus emisiones de carbono, manteniéndose una tendencia al alza”, dijo Murillo.

Puede interesarle: "¿Por qué no hacer fracking si tenemos los recursos?": Campetrol

El Ministro dio buenas noticias en cuanto al interés de los empresarios e inversionistas para diversificar la matriz energética. “Según me han informado desde la Upme, 39% de los nuevos proyectos son para fuentes hidráulicas y otro 39% para fuentes no convencionales. En la Anla hay solicitudes de licencia para unas 2.000 megas en eólica y solar, pero hay interés para desarrollar unas 5.000 megas”, aseguró Murillo.

Entre tanto, el Ministerio de Minas y Energía trabaja en una línea de transmisión eléctrica para traer esa nueva energía de la Guajira (la mayoría de proyectos eólicos y solares están allá) al sistema interconectado nacional.

El otro proyecto de ley que será tramitado en esta legislatura tiene que ver con una reforma que busca facilitar la expedición de la licencia ambiental para todo tipo de proyectos.“En la actualidad, para la expedición de esta licencia se tienen en cuenta aspectos bióticos, abióticos y socioeconómicos. La idea es que estos últimos sean trabajados no por la autoridad ambiental sino por una agencia especializada”, dijo. Esta agencia es la misma que estaría a cargo de la consulta previa, otro de los trámites que generan demoras y sobrecostos en proyectos de infraestructura y energía.

¿Qué se logra con esta separación en la licencia ambiental? Que una agencia del Estado con mayor capacidad institucional saque adelante el trámite.

La nueva Ley busca evitar algunos de los más polémicos fallos judiciales que han paralizado varios proyectos, incluso por años.

Inversion verde

El MinAmbiente también modificó la regulación que obliga a las empresas a destinar 1% de las inversiones de proyectos que afectan el medio ambiente en proyectos ambientales. Este ajuste permitió liberar recursos en el caso de Ecopetrol por $100.000 millones que serán invertidos en Meta, Casanare y Putumayo. Hay cerca de $1,5 billones represados en estos fondos, porque no existía el marco regulatorio para sacar adelante los proyectos. El motivo es que antes estas inversiones se limitaban a la reforestación. Ahora el espectro y opciones para hacer esta compensación es más amplio.

El Gobierno también facilitó la compra y venta de bonos de carbono. Hay proyectos forestales en el Meta para vender esos bonos a empresas que emiten dióxido de carbono. Avianca, Novartis y otras empresas están ya entrando a este mercado.

Lea también: El poder de la Opep, a prueba ante la nueva geografía del petróleo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.