| 3/31/2016 12:00:00 AM

Vías: El lento arranque del 4G

La gran apuesta contracíclica de 2016, el programa vial 4G, parece ir más lenta frente a las crecientes necesidades de inversión. Desembolsos bancarios se acelerarían en el segundo semestre.

El miércoles 25 de noviembre de 2015, durante la instalación del Congreso Nacional de Infraestructura, el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, lanzó un par de frases esperanzadoras a un auditorio atestado de ingenieros, banqueros y empresarios del sector: “Toda la primera ola deberá estar en ejecución a partir de noviembre, diciembre (2015) y enero (2016) (…). Tendremos un año 2016 con enormes frentes de trabajo”.

La intención del alto funcionario era llevar al país una voz de optimismo en momentos en que la economía mundial y local parecía ralentizarse. El resultado inmediato fue positivo. Los aplausos sonaron desde todos los puntos del auditorio y los titulares de prensa de ese momento corroboraron el efecto.

Según Clemente del Valle, presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), el cierre financiero de la concesión Pacífico 3 es una muestra del apetito del mercado local e internacional por el ambicioso programa vial (ver infografía). Sin embargo, las otras concesiones apenas se aprestan a sellar los acuerdos con los bancos. “Creemos que entre marzo y abril se darán otros tres cierres. Por ejemplo, Pacífico 1 y 2 van muy bien y Perimetral de Oriente también. Otros proyectos vienen detrás y podrían cerrar entre mayo y junio, todos dentro de los tiempos previstos”, dijo el pasado 11 de marzo al refirirse a la primera ola.

El funcionario viajó a mediados de marzo a Alemania, Portugal y España, para seguir promoviendo la llegada de la banca internacional al programa. Sin embargo, falta mirar otros mercados. El embajador de Turquía en Colombia, Engin Yürur, aseguró que empresarios de ese país han mostrado interés en el programa desde el año pasado, pero que nunca se ha concretado algo por la falta de interés de Colombia.

El tema de fondo y que preocupa a más de uno es que el entorno de la economía mundial y local ha cambiado drásticamente y no precisamente a favor de este tipo de negocios. Eso no quiere decir que no se vayan a lograr los créditos, el tema es que las condiciones y exigencias de las negociaciones son más altas.

La condición macro ha venido cambiando en los últimos meses y es distinta a cuando comenzó 4G, pero eso no debería afectar en mayor medida el éxito de los cierres”, afirma una fuente de Corficolombiana cercana al negocio. La firma, que participa en cuatro concesiones viales de 4G, cree que este año se lograrán los cierres, pero no se especificaron fechas.

Otro de los grandes jugadores del programa 4G, Bancolombia, menciona que el plan de inversiones es tan grande que se requiere de tiempo para lograr los mejores acuerdos posibles.

“El tema en cuestión es de una gran envergadura y se tiene que dar un acertado ensamblaje de una gran cantidad de factores y partes. Si se trata de la parte financiera, el tema es muy grande; si es la parte de equipos, lo mismo; si es una materia prima o insumo, es enorme, y hasta la vinculación laboral es de ese calibre. Entonces, no se puede precipitar ni improvisar en un proceso de esas dimensiones y repercusiones. El ensamblaje de las cosas debe ser el correcto”, explica Gonzalo Toro Bridge, vicepresidente corporativo, empresas y gobierno de Bancolombia.

Este tipo de negociaciones son muy sensibles a temas externos. Por ejemplo, la condena de Marcelo Odebrechet, máximo representante de la firma en Brasil, puede tener repercusiones en Colombia y los contratos de esa constructora en el mercado local. A esto se suma el problema de Conalvías en 2015, que sembró más de una duda en el sector financiero y los fondos de inversión. También hay que mencionar el reciente fallo de la Corte Constitucional que obliga a tramitar las licencias ambientales con las CAR y no con la Anla. Ni hablar de la reforma tributaria en camino, el ajuste pensional y el mismo proceso de paz; sucesos que podrían seguir cambiando –para bien o para mal– el clima de las inversiones y cierres.

Lea también: Cuando los problemas de Conalvías afectaron a por lo menos seis bancos

“Las concesiones son seres vivos a 20 o 25 años. Hoy está pasando algo y mañana puede pasar otra cosa. El país puede cambiar, la madre naturaleza, la geología, etc. El asunto fundamental es gestionar ese ser vivo durante esos 25 años. Siempre pueden pasar cosas o eventos –enfatizó que no son problemas– pero el asunto es contar con las instancias para solucionarlos”, dice Toro, de Bancolombia.

Las obras

¿Cómo van las obras de la primera ola? El balance es agridulce. Por ejemplo, en la Perimetral de Oriente está casi listo un campamento enorme en inmediaciones del municipio de Choachí. También se reporta maquinaria pesada y se anunció desde la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) que se arrancó con la rehabilitación de la vía Sesquilé - Guatavita. Sin embargo, en esa vía todavía no hay trabajo grande y los pobladores de la zona anuncian su férrea oposición por supuesto daño ambiental que se ocasionaría en una región que depende en gran medida de los baños termales.

En la vía Cartagena – Barranquilla hay dos frentes de trabajo. El primero de ellos realiza las excavaciones del viaducto de la ciénaga de la Virgen y el otro trabaja en el anillo vial entre Malambo y Galapa.

Sin embargo, solo será hacia el segundo semestre de este año y 2017 cuando se comenzará con mayores frentes de obra. “El fuerte de trabajo será para el segundo semestre y así estaba programado. Creemos que el pico más alto de trabajo será en 2017 y 2018”, advierte Del Valle.

Algunos protagonistas del programa –como los proveedores de materiales e insumos– ya comienzan a ver el año 2017 con más optimismo. El presidente de encofrados y andamios Foster, Jairo García, afirma que a su juicio solo un par de concesiones de 4G presentan en la actualidad algún tipo de avance significativo en obra.

Cementos Argos, por su parte, cree que los picos de consumo de los 23 proyectos que incluyen primera y segunda ola de 4G y algunas Alianzas Público-Privadas se darán en los años 2018 y 2019, concentrados en la ejecución de obras como puentes y túneles. “La mayoría de los proyectos está en etapa de preconstrucción, donde se entregan los diseños y especificaciones definitivos y se realiza el cierre financiero. Actualmente estamos en etapa avanzada de negociaciones con varios de los concesionarios 4G para convertirnos en aliados estratégicos”, explica la compañía.

Lea también: Las 5 claves de Cementos Argos para aumentar 81% sus utilidades

Odinsa, otro de los jugadores fuertes con APP, también considera que este año no va a ser de una gran dinámica en construcción, pero que se podrá avanzar en varias unidades funcionales (tramos u obras específicas como puentes o túneles).

Por su parte, Asogravas, gremio que reúne a los productores de arenas y gravillas, pronostica que en el segundo semestre iniciarán algunos pedidos de materiales, pero que en el primer trimestre de 2017 se dará una mayor demanda. Los años pico irán de 2017 a 2019.

Otra buena forma de medir qué tan rápido está avanzando el programa vial 4G es revisando las cifras que reporta el Dane. Según estas cifras, por tipo de entidad se encontró que en el cuarto trimestre de 2015 las entidades del orden territorial registraron un crecimiento de 49,1% en los pagos efectuados en el grupo de vías, puentes y túneles, sumando 19,3 puntos porcentuales a la variación total del grupo. Por su parte, las entidades del orden nacional presentaron una disminución de 11,7 % y restaron 4,3 puntos porcentuales a la variación total.

Frente a estas cifras, el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, dice que la caída en los pagos del orden nacional se deriva del recorte que hizo el Ministerio de Hacienda al Invías. Frente al programa de concesiones 4G, Andrade señala que la dinámica es positiva y que en el último trimestre del año se habrían movilizado unos $400.000 millones. También asegura que el programa 4G (primera y segunda ola y APP privadas) podrá inyectar este año unos $3 billones en inversión, una cifra significativa, pero muy inferior a la que se espera en 2018, cuando se prevén unos $8 billones de inversión.

Hay dos preocupaciones nuevas en el radar. Según la ANI, ya se presentan retrasos de meses en el trámite de algunos permisos ambientales ante las CAR. “Estamos trabajando con los gobernadores y concesionarios porque se presentan demoras para permisos rutinarios para el corte de árboles y encauzamientos de ríos”, advierte el funcionario. El otro inconveniente viene del océano Pacífico y está relacionado con el clima. Para el segundo semestre de 2016 y buena parte de 2017 se espera un mayor volumen de lluvias en el país, una noticia no muy buena para los ingenieros y empresarios de 4G, como Mario Huertas, que planean frentes de trabajo las 24 horas del día.

El programa vial 4G ya empezó a movilizar recursos, pero no a la velocidad que algunos esperaban, a pesar de que el Gobierno tiene una visión más optimista. En el último trimestre de este año se sabrá qué tanto ayudó este plan vial a generar empleo y a contrarrestar los efectos nocivos derivados de la tormenta petrolera y fiscal.

Otra victoria temprana

El programa 4G registró una emisión de bonos más que interesante para apalancar el proyecto Pacífico 3. El bono, denominado híbrido por tener montos en dólares y pesos, es la primera transacción en el mercado de capitales del programa 4G y la primera que se hace en UVR en Colombia.  En lo que tiene que ver con la emisión en la divisa americana, se logró colocar US$260 millones, mientras que el equivalente a otros US$117 millones fue colocado en pesos (UVR). El valor en dólares de las dos transacciones suma unos US$380 millones. Otro 14% del cierre financiero fue apalancado por los fondos de deuda. Así las cosas, cerca de $1,3 billones fueron financiados  en mercado institucional. La banca local habría puesto otro 28%, más o menos $700.000 millones. El bono en dólares tiene una vigencia de 19 años, con una vida media de 13 y un cupón de 8,25. La FDN no descarta una segunda emisión para otro proyecto de primera ola.

Lea también: Mario Huertas llega a Wall Street de la mano de Goldman Sachs 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?