Dinero.com Revista Dinero

| 5/24/2012 12:00:00 PM

Camino a la reelección

El nuevo Ministro de Transporte es experto en la filigrana regional y eso le va a servir para ponerle el acelerador a la infraestructura local. La gran pregunta es qué pasará con los macroproyectos, sector en el que carece de experiencia. Su nombramiento es una movida política de Santos.

A lo que muchos políticos le tienen ganas es a los Ministerios del gasto. Eso explica el triple salto mortal de Germán Vargas Lleras, quien pasó de la gloriosa cartera de Gobierno, que le daba protagonismo en los grandes temas de la política nacional, al nuevo Ministerio de Vivienda, donde se llevará los aplausos y muchos votos gracias a que regalará 100.000 casas.

El nombramiento de Miguel Esteban Peñaloza debe ser visto desde esta misma perspectiva. Al respecto, el país no puede llamarse a equívocos. ¿A qué más se puede dedicar un experto en la filigrana de la política regional si no a allanar el camino del presidente Santos en sus legítimas aspiraciones de reelección? Y para eso, el mejor escenario es el Ministerio del gasto por definición: el de Transporte.

Peñaloza es un gerente de lo micro y ha sido exitoso durante sus 10 años al frente de la Alta Consejería para las regiones y la competitividad. De hecho, el presidente Juan Manuel Santos destacó que es una persona eficiente y con capacidad de ejecución: “Tiene una habilidad para coordinar y relacionarse que ha sido demostrada en todos los Acuerdos para la Prosperidad; los gobernadores y los alcaldes son los primeros testigos. Saben perfectamente cómo opera el doctor Miguel Peñaloza”, dijo Santos.

Justamente, como coordinador de los consejos comunales, durante los ocho años de la administración Uribe y de los encuentros por la prosperidad en el presente gobierno, tomó nota de los requerimientos de alcaldes y gobernadores en materia de inversión y les tuvo que dar respuestas efectivas; esa experiencia fue su doctorado en sensibilidades regionales.

Esa, que es la principal cualidad de Peñaloza y por la cual muchos lo señalan como el duro de la política regional en la Casa de Nariño, podría ser su talón de Aquiles en las nuevas tareas que debe desempeñar

Recorrido

Peñaloza es nortesantandereano y no proviene de una familia adinerada. Por eso le ha tocado hacer su carrera a puro pulso. Alguien muy cercano a él señaló que su papá era vigilante en una subestación de energía. Él viene de un sector muy popular de Cúcuta. Se abrió paso profesionalmente con disciplina y estudio.

Fue el mejor bachiller del país y recibió una beca por parte de Coltejer. Luego estudió Ingeniería Eléctrica en la Universidad Industrial de Santander (UIS), donde se graduó con honores.

Así empezó su exitosa carrera profesional en el sector eléctrico y de infraestructura. Llegó a ser asesor del Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (Icel) y decano de la facultad de ingeniería eléctrica de la Universidad de La Salle.

Su carrera lo llevó a convertirse en uno de los hombres de confianza del empresario antioqueño William Vélez, quien ha participado en el desarrollo de importantes proyectos de ingeniería eléctrica, como la central hidroeléctrica El Guavio. Con él estuvo casi 18 años. Manejó el departamento de ingeniería de Termotécnica y Coindustrial, dos de las firmas del grupo Ethus, de Vélez. Además, fue miembro de las juntas directivas de la Empresa de Energía de Bogotá y de Odinsa.

El senador Juan Fernando Cristo, quien lo conoce de cerca por ser cucuteño, recuerda que igualmente ha tenido gusto por la política y la cosa pública.

En la década de los 80, Peñaloza y un grupo de inversionistas nortesantandereanos decidieron crear el periódico La Noticia para hacerle competencia al tradicional diario La Opinión. “Yo fui director de ese diario y desde allí nos conocemos. Estuve al frente del proyecto, hasta que nos quebramos”, recuerda el hoy senador Cristo, quien explica que Peñaloza, sin ser activista, tiene origen conservador.

Los retos

Es evidente que Peñaloza tiene un activo muy importante: sus relaciones con las regiones. Lleva casi 10 años en el Gobierno, primero con Uribe y luego con Santos. Durante este tiempo ha sido el encargado de hablar cara a cara, a nombre del Presidente, con alcaldes y gobernadores; por su despacho pasaban todos los mandatarios locales, manifestando sus preocupaciones de inversión e infraestructura.

Por eso, su llegada al Ministerio puede confirmar algo que ya es un secreto a voces: el presidente Santos enfiló sus baterías hacia la reelección.

Cabe recordar que en la primera reelección del presidente Uribe jugó un papel clave el famoso y polémico Plan 2500, que buscaba hacer pequeñas vías por todo el país para conectar las zonas apartadas con las principales arterias nacionales.

Era un fin loable. Pero, el proyecto fue muy criticado porque las vías se definieron por intereses electorales y sin articulación alguna. Los ingenieros, irónicamente, bautizaron esta iniciativa como el Plan Estornudo, pues las obras quedaron esparcidas por todo el mapa, sin criterio técnico alguno.

No suena descabellado pensar que ahora Peñaloza haya asumido la tarea de allanarle el camino a Santos para su reelección a punta de obras en las regiones. Es una opción política completamente legítima, pues al fin de cuentas a los Presidentes se les mide el pulso por los resultados evidentes en puentes y carreteras.

Sin embargo, la pregunta que queda en el aire es si eso es lo que realmente necesita ahora mismo el país. Peñaloza va a ser muy eficiente imprimiéndole el acelerador a los presupuestos de infraestructura local, pero tal vez no se vaya a enfocar en los grandes desafíos macro que tiene el país: dobles calzadas, grandes puertos o ferrocarriles. Tal vez para eso está Luis Andrade en la ANI.

Así que el dilema de Peñaloza será replicar el plan 2500 o dedicarse con esmero a lo que dejó pendiente Germán Cardona, quien buscó darle un giro al malogrado sistema de contratación de grandes proyectos. Esa tarea está pendiente.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

}
>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×