| 4/27/2017 12:01:00 AM

¿Qué tanto le ganó el pulso el BanRepública a la inflación?

La inflación de marzo sorprendió a todos y el acumulado trimestral bajó casi un punto porcentual frente a la de 2016. ¿Se puede cantar victoria?

Apenas llegó a su cargo como gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría anunció la que era su preocupación central y que se convirtió en su mantra: el país no puede darse el lujo de incumplir la meta de inflación por tercer año consecutivo.

Se refería a la posibilidad de que durante 2017 el indicador de precios de la economía quede por encima de 4%, pues ese es el techo de la meta rango que se impuso la autoridad monetaria y cambiaria para esta vigencia.

Desde 2015, las autoridades fueron sorprendidas por un desanclaje de las expectativas entre los actores de los mercados, que llevaron el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a un nivel anual cercano a 10% el año pasado, una situación que encendió las alarmas entre los entendidos; fue eso lo que llevó al Emisor a iniciar un proceso de aumento en las tasas de interés.

Por eso, al comienzo del año y del mandato de Echavarría, la inflación era el gran tema de la agenda económica.

Lea también: Crecimiento del primer trimestre sería cercano al 1%

No era para menos, por cuenta del aumento en los precios, 229.000 colombianos volvieron a caer en la pobreza, pues el poder adquisitivo de la moneda no les dio para comprar lo mismo que habían comprado en los años anteriores.

Muchos analistas estiman que Echavarría no va a cumplir su promesa en 2017, ya que aún a comienzos de año las expectativas de los agentes del mercado seguían esperando entre 4,5% y 5% de inflación este año. Aunque estas expectativas se han ajustado, siguen estando por encima de 4%, según lo revela la Encuesta de Opinión Financiera de Fedesarrollo; según la medición, el promedio de los analistas del mercado espera una variación del IPC de 4,4% en 2017.

Aún así, las cosas han venido cambiando y pareciera que todo ha entrado en el curso deseado por las autoridades. El dato más sorpresivo fue la inflación del primer trimestre acumulado de 2,52%, frente a 3,57% del mismo periodo de 2016. En marzo, el incremento promedio de los precios de la canasta familiar fue de 0,47%, frente a 0,94% registrado en el mismo mes del año pasado.

El dato que más sorprende es que la inflación anual ya se redujo a 4,69%, cuando el año pasado ya iba en 7,98%. A esto se le agrega que ese indicador está más de un punto porcentual abajo de la variación del IPC registrada en diciembre de 2016, que fue de 5,75%.

Con este ritmo de incremento de precios, probablemente al final del año la inflación estará dentro del rango meta, por primera vez en los últimos tres años. Y esa sería la victoria del Gerente del Emisor.

Al ser consultado sobre el tema, Echavarría señaló que es optimista y que lo importantes es estar muy cerca de 4% en diciembre.

“Las buenas noticias en materia de inflación permiten contemplar reducciones en tasas. La nueva información mensual determinará la velocidad con que ello ocurra”, explicó el alto funcionario al ser consultado por Dinero.

Puede interesarle: Bancolombia reduce su expectativa de crecimiento de Colombia en 2017

De concretarse esta tendencia, Colombia estaría cerrando con broche de oro un capítulo convulsionado de su historia económica reciente. En las últimas cuatro vigencias, el país sufrió grandes impactos en distintos frentes y tuvo que ajustar su economía para impedir que la estantería se viniera abajo: la caída de los precios del crudo –que amplió el déficit fiscal y el déficit en cuenta corriente– exigió de una reforma tributaria; el Fenómeno de El Niño y el paro camionero agudizaron los problemas de inflación que llevaron a las autoridades a apretar las clavijas más allá de lo esperado, todo con el fin de bajarle el ritmo al aparato productivo.

Foto: El mayor ajuste en el IPC es por el lado de los alimentos, que el año pasado sufrieron presiones al alza por cuenta del fenómeno de El Niño.

Luego de estas medidas de choque, el balance parece positivo: se logró aprobar una reforma tributaria que fortalece los recaudos y mengua el déficit fiscal, la subida en tasas llevó a que las expectativas inflacionarias se adaptaran y hoy se ven los resultados; a esto se le suma que el ajuste en el déficit de cuenta corriente se viene dando y luego de haber tocado casi 6,4% del PIB, hoy está alrededor de 4,4%. Así las cosas, las autoridades pueden dar un parte de tranquilidad sobre el cumplimiento de la agenda de ajuste diseñada.

¿Final feliz?

A pesar de que el ajuste ha sido ordenado, sin la necesidad de caer en recesión, es claro que el país todavía tiene terreno por cubrir. La industria se desaceleró abruptamente en el comienzo del año, el comercio registró igual tendencia y las expectativas de los consumidores apenas están empezando a reaccionar.

En este frente tanto la política monetaria como la política fiscal tienen un rol principalísimo. Como ya lo advirtió el Gerente del Emisor, lo que cabe esperar son nuevas reducciones en las tasas de interés, lo que le dará alivio a todo el aparato productivo. Al cierre de esta edición se esperaba una nueva reunión de la Junta del Banco de la República para tomar decisiones al respecto: el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha advertido que las tasas deben “bajar por el ascensor y no por la escalera”, y diferentes gremios han planteado la posibilidad de que las reducciones sean más agresivas, incluso de cien puntos básicos.

También se espera que la transmisión en la reducción de las tasas de interés del Banco de la República se sienta más rápidamente en la economía y logre dinamizarla.

De otra parte, el principal motor contracíclico desde el sector público, las concesiones de 4G, parece estar pasando aceite. Las demoras en las licencias ambientales y las consultas a las comunidades están alargando, más de lo esperado, el inicio de los trabajos: colocar cemento es en lo que de verdad consiste la política contracíclica, así que mientras esta situación permanezca, habrá muchas dudas sobre lograr la meta de crecimiento para este año, que el Gobierno mantiene en 2,5%. El propio ministro Cárdenas reconoció en entrevista con Dinero hace unas semanas que el plan de obras de las vías de 4G representaría al menos 50 puntos básicos de crecimiento.

Sin lugar a dudas, el país ha logrado un ajuste ordenado en los últimos años. Que la inflación vuelva a su cauce es la cereza en el pastel para el programa diseñado por las autoridades para reaccionar al mayor choque externo y de precios que haya recibido el país en buena parte de su historia.

Sin embargo, son varias las amenazas y las autoridades deben permanecer alerta. Si logran recuperar la confianza de los consumidores y le ponen el acelerador a las vías de 4G, probablemente a finales del año se estará contando otra historia en materia económica. De lo contrario, estaremos, nuevamente, enfrentando incertidumbre.

Recomendado: Aumenta incertidumbre sobre las tasas de interés en Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?