| 3/19/2015 2:50:00 PM

¿Qué pasa con las acciones colombianas?

Pese a que la economía colombiana es una de las que más crecerá este año en América Latina, sus acciones son las que más caen en la región en lo corrido del 2015. Algo está pasando.

Las acciones de Isagen, Avianca y Canacol son las únicas que arrancaron bien el año en la bolsa nacional. El resto está siendo castigado por los inversionistas que parecen no diferenciar entre empresas afectadas por los menores precios del petróleo y compañías con negocios mucho más estables y resultados positivos como Argos, Celsia y Éxito (que se han desvalorizado más de 18% este año).

En 2015, el mercado bursátil nacional ha sido el de peor desempeño en América Latina. Hasta el 16 de marzo, el Colcap, que es el índice de referencia, perdía 15,27%, mientras las bolsas de Brasil y Chile perdían menos de 2% y la de México se encontraba en terreno positivo (ver gráfico).

Atribuir esta caída solo al derrumbe del precio del petróleo sería como ver el árbol sin detenerse a mirar el bosque, pues si bien la acción de Pacific Rubiales es la que más cae este año (62%), la de Ecopetrol se ha desvalorizado 10% y la de Canacol está entre las tres que suben (ha ganado 5,2%). Además, las petroleras han venido perdiendo peso en peso en el cálculo del Colcap. Pasaron de aportar 16% en el cuarto trimestre de 2014, a representar 11% en el primero de 2015. Es más, el título de Pacific solo aporta 0,2% en la medición del índice.

Otro factor es el dólar caro, que hace menos atractivas las inversiones en pesos, aunque las vuelve baratas para los extranjeros, que hoy responden por 28% de las operaciones de compra y venta.

Pero si el petróleo barato y el dólar caro no son los únicos responsables de la caída de la bolsa, dado que los mayores compradores y vendedores son los mismos colombianos, entonces ¿por qué cae tanto la bolsa?

“Lo que está pasando es que las acciones evidencian problemas con la salud de la economía. Las bolsas son uno de los mejores predictores de una desaceleración y con la venta de las acciones se puede deducir que viene el final de un ciclo económico que comenzó en 2009, lo cual es mucho para cualquier país”, opina Iván Felipe Campos, gerente de investigaciones económicas de Alianza Valores.

En su concepto, el comportamiento de las acciones junto al del dólar –que este año se ha encarecido 11%– muestran que los operadores globales piensan que la salud de las economías emergentes es la que más va a sufrir una vez la Reserva Federal (FED) inicie la subida de tasas.

FED y Gobierno

Philippe Preite, consultor de Inversiones de Latinoamérica de Credit Suisse, quien tiene una recomendación neutral sobre las acciones colombianas, explica que el país va a crecer menos (bajó su pronóstico para este año de 4,4% a 3,8%), es decir, se trata de una desaceleración y no de una contracción como la que prevé para Brasil (-0,5%). No obstante, coincide en que la bolsa nacional está siendo afectada tanto por el petróleo como por la inminencia en la subida de las tasas de la FED. Su cálculo es que en junio empezará este movimiento y los mercados están anticipando esa subida. “Es un hecho que las bolsas son indicadores avanzados de lo que va a pasar; por ejemplo, en Europa se valorizaron 15%, anticipando el programa de irrigación de liquidez iniciado a finales de febrero”, recalca.

El cambio de política de la FED ha generado temor por el impacto que tendrá sobre los mercados emergentes. Eso estaría llevando a muchos jugadores a vender, buscando protegerse de una situación como la de 1998 y 2000, cuando tras las crisis asiática y colombiana, la bolsa estuvo deprimida durante tres años y perdió 80% de su valor.

Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa, explica que las acciones locales caen porque el año pasado estuvieron entre las de mejor desempeño y, mientras los mercados de México y Chile tocaron fondo y están en recuperación, el de acá está entrando en la fase descendente del ciclo.

“El problema es que hay incertidumbre sobre el desempeño económico del país, en un momento en el que los inversionistas pierden el interés por los emergentes y el Gobierno no da claridad sobre el impacto que va a tener en las finanzas públicas el menor precio del petróleo y el menor crecimiento”, aclara, y añade que a este panorama se suma el efecto de la más reciente reforma tributaria, que impactó los dividendos de las empresas. De otra parte, persisten las dudas sobre el ajuste de impuestos que viene, porque, si bien se espera que en un año sea discutida, es necesario tener señales claras del Gobierno para saber a cuál objetivo están apuntando.

“Estos temas tributarios y de una moneda que no toca fondo (pues no tiene sentido para un inversionista extranjero comprar a $2.600, si lo puede hacer a $2.800) son coyunturas que afectan al mercado en Colombia, pero no a los de México, Chile o Brasil”, insiste.

Esta situación no solo golpea los precios de las acciones, sino también las nuevas emisiones que algunas empresas estaban planeado. El Grupo Argos, que había anunciado una emisión para conseguir casi $1 billón, la canceló. José Alberto Vélez, presidente de la empresa, explica que las condiciones del mercado, con precios a la baja, no eran las adecuadas para la operación. Además, “este mercado es muy curioso, pues no se rige por los fundamentales de las empresas, sino, por el contrario, si cae el dólar todas las acciones caen y las castigan”.

En 2014, el Grupo Argos obtuvo ingresos consolidados de $8,9 billones , 17% más que 2013. Es uno de los grandes proveedores del sector de infraestructura, tiene sus ingresos diversificados geográficamente y en varios negocios y, sin embargo, su acción y la de su cementera están entre las más desvalorizadas.

El caso de Argos es lo que Córdoba llama las víctimas colaterales de la caída de la Bolsa. Ojalá que el Gobierno escuche su pedido para que revele cómo va a enfrentar las desaceleración, con un mayor hueco fiscal y un dólar que no se sabe aún dónde va a parar. La idea es evitar que las víctimas colaterales se multipliquen en otros sectores de la economía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?