| 2/21/2014 3:00:00 PM

Decisión trascendental

A mediados de febrero terminaron las pruebas de la tecnología Star con la cual Pacific pretende ganar la extensión del contrato del campo Rubiales. ¿Qué viene?

El pasado 18 de febrero se conoció la decisión del Consejo de Estado de ratificar el fallo de un  tribunal de arbitramento que le dio la razón a Ecopetrol sobre el pago de un excedente por la explotación en el campo Quifa, por parte de Pacific Rubiales, en una reclamación cuyo monto es de $300.000 millones.

Sin embargo, esa no fue la única noticia del día que tuvo relación con estas dos petroleras. También finalizaron las pruebas piloto de la tecnología Star que técnicos de las dos empresas realizaron para determinar si es posible aplicarla en el campo Rubiales y lograr una mayor capacidad de recobro de los pozos.

Esta fue la segunda prórroga de los estudios y el piloto ha sido una de las principales cartas que se ha jugado Pacific para lograr una extensión del contrato de asociación que tiene con Ecopetrol en el campo Rubiales, que vence en junio de 2016 y representa unos 210.000 barriles diarios que se distribuyen en 60% para la estatal colombiana y el restante para la petrolera privada. Aunque aún faltan dos años, la decisión de terminar el contrato para que esos pozos reviertan a Ecopetrol, o de mantenerlo, debe tomarse en los próximos meses, pues –de darse la reversión– se requerirían entre uno y dos años para la transición.

¿En qué va el proceso? Pacific, en marzo del año pasado, solicitó la extensión del contrato o la celebración de un nuevo acuerdo de producción incremental en Rubiales y puso sobre la mesa el desarrollo de su tecnología para aumentar la capacidad de recobro del campo. Ya desde mayo de 2011 las empresas estaban realizando un piloto en el campo Quifa para probar esta tecnología, ensayos que terminarían en octubre de 2013.

Sin embargo, el pasado 8 de octubre se amplió la fecha límite hasta el 31 de enero de este año. Cuando ya estaba claro que el tiempo había terminado, los técnicos decidieron dar unos días más hasta el pasado 18 de febrero.

Esta decisión es importante, porque está en juego la operación de Rubiales después de 2016. Hoy, este campo se convierte en clave estratégica para las petroleras que, afanosamente, buscan incorporar reservas y aumentar la producción en un mercado que vive un momento de incertidumbre.

A finales de enero, la Contraloría solicitó a la Superintendencia Financiera una investigación por supuestos incidentes en las pruebas de la tecnología Star y porque no se estarían alcanzando las metas planteadas. Pacific rechazó estos comentarios y se generó una tensión con el órgano de control.

El pasado 13 de febrero se reunió el Comité de Negocios de la junta y solicitó información sobre los avances de las pruebas en Quifa. Este, sin duda, será uno de los puntos claves en la agenda.

¿Para dónde podría ir la decisión? Las continuas ampliaciones de los plazos, y el hecho de que no se hayan dado resultados concluyentes en los estudios preliminares, podrían llevar a que sería más probable la reversión de los campos a Ecopetrol que una extensión del contrato a Pacific.

Además, voceros de Pacific han señalado que la empresa ha perdido interés en extender el contrato y lo que busca ahora es negociar con Ecopetrol algunos pozos específicos del campo para desarrollar allí la tecnología Star.

En manos de la junta de Ecopetrol, que está estrenando tres miembros, estará la decisión de seguir con Pacific o asumir por sí misma la operación de Rubiales. ¿Qué camino tomará?.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?