| 8/8/2014 5:25:00 PM

El club de la pelea

El nuevo Congreso genera mucha expectativa. Se reeditarán debates que no se veían desde Laureano Gómez. Estas son las cinco peleas que todos vamos a ver.

El país todavía está tratando de asimilar lo que el nuevo Congreso representa para la historia de Colombia. En las primeras de cambio hubo algunos escamoteos, como la iniciativa que busca armarle un debate sobre paramilitarismo al expresidente y hoy senador Álvaro Uribe. El tema calentó los ánimos.

El asunto de fondo es que, como pocas veces en la historia reciente, el Legislativo colombiano tiene cargas magnéticas profundamente antagónicas y los bandos están no solo definidos sino también profundamente separados; las distancias son enormes, por ejemplo, entre los miembros de la Unidad Nacional y el uribismo o el Polo Democrático.

Las tensiones para la conformación de las comisiones (una filigrana que solo logran comprender los duchos de la política) le robó muchas energías al Gobierno, que quiso ‘castigar’ a quienes no lo acompañaron, alejándolos de las comisiones estrella del Legislativo. La tarea estuvo en manos de María Lorena Gutiérrez, la actual secretaria general de Presidente, y el hasta ese momento ministro del Interior, Aurelio Iragorri, quienes debían cumplir la plana al pie de la letra.

La novedad es, por primera vez en mucho tiempo, que las grandes divergencias sobre la política en Colombia se tramitarán a través de debates en el Congreso. Es decir, esta es una oportunidad para que la polémica democrática se fortalezca. Con el avance

de un proceso de paz, decantar todas esas tendencias en corrientes políticas claras es lo mejor que puede ocurrir.

Las polémicas deberían concentrarse sobre los temas de reforma. La conformación de las comisiones tuvo una dura discusión y quedaron mensajes claros sobre la minucia de la política y el balanceo de poder en el Legislativo.

Por ejemplo, el Polo Democrático quedó erradicado de las comisiones terceras, el Centro Democrático prefirió hacer presencia más sólida en las comisiones primeras y segundas y sacrificar un cupo en la Comisión Quinta. La bancada costeña es mayoría en las comisiones económicas, donde se discutirán el Presupuesto, la Reforma Tributaria y el Plan de Desarrollo.

La siguiente es una lista de las cinco peleas que van a marcar la marcha del Legislativo entre 2014 y 2018.

EN ORILLAS DISTINTAS

En la Comisión Segunda del Senado, la máxima expresión de antagonismo es la presencia de Iván Cepeda, senador del Polo Democrático, y de Thania Vega de Plazas, del Centro Democrático. Ambos parlamentarios representan posiciones extremas.

Cepeda no solo pertenece a la izquierda radical, además perdió a su padre, Manuel Cepeda, asesinado en el proceso de aniquilamiento de la Unión Patriótica. Por su parte, Vega de Plazas es la esposa del coronel Alfonso Plazas Vega e hija del general Miguel Vega Uribe, quienes dirigieron la retoma del Palacio de Justicia. El coronel Plazas hoy se encuentra respondiendo ante las autoridades por esa acción militar.

La reforma al fuero militar, que limita con la ratificación de tratados internacionales, deberá ser discutido en la Comisión Segunda. La pelea por estos temas queda en evidencia con un hecho: el uribismo prefirió sacrificar un cupo en la Comisión Quinta y enviar a la Segunda a Ana Mercedes Gómez.

LA COMISIÓN CANDELA


La Comisión Primera del Senado va a ser la de mayor polémica. Allí se encuentran varios de los más combativos parlamentarios de todas las vertientes. Por el lado de Alianza Verde está la aguerrida Claudia López, quien ya ha marcado terreno enviando las primeras puyas al irse contra el Centro Democrático y su líder, el senador Álvaro Uribe Vélez. Obviamente, la bancada uribista está preparando las armas para seguir el debate.

En la Comisión Primera están los más curtidos alfiles del Centro Democrático: José Obdulio Gaviria, Alfredo Rangel Suárez y Paloma Valencia. En esta comisión también se destacan posiciones radicales de izquierda como las de Alexánder López, del Polo Democrático, quien le ganó el cupo en esta comisión a Iván Cepeda. Habrá también oficialistas de tres soles como Roy Barreras y Armando Benedetti del Partido de la U, y Horacio Serpa del Partido Liberal. En total, son 19 congresistas. Esta será la comisión para alquilar balcón.

LA QUE URIBE PREFIRIÓ


En la Comisión Séptima del Senado se destaca la rivalidad entre antioqueños: Sofía Gaviria Correa (liberal y hermana del hoy alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria) y Álvaro Uribe Vélez, máximo representante del Centro Democrático.

El senador Uribe va a llevar varias iniciativas relacionadas con el sistema pensional y el régimen de salud colombiano. Su presencia en esta comisión garantiza una amplia audiencia para los debates que allí se desarrollen. El primero de ellos, uno sobre las políticas adelantadas en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Uribe desarrolló su carrera parlamentaria en esta célula legislativa.

EL FUTURO DE LA ECONOMÍA

En la Comisión Quinta no se presentaron mayores cambios. A uno de sus senadores estrella en el congreso anterior, José David Name, le tocó migrar para la Comisión Segunda, donde están todos los que aspiran a la Presidencia del Congreso. Pero allí quedaron los duros en temas energéticos y petroleros como Jorge Enrique Robledo, Milton Rodríguez y Maritza Martínez. Los asuntos petroleros son fundamentales, no solo para el futuro de la economía colombiana, sino para las negociaciones de paz. Esta comisión se robará el protagonismo en esos frentes. Además se deberá discutir el Código Minero, clave también para este sector.

ECONOMÍA REGIONAL

La pelea para conformar las comisiones económicas fue monumental. El Gobierno sabía que, ante las premuras presupuestales, el fortín estaría en manos de quienes aprobarán el Presupuesto General de la Nación, el Plan de Desarrollo y la Reforma Tributaria.

Por esta razón, las comisiones terceras y cuartas quedaron con un enorme componente regional, específicamente con 14 parlamentarios de la Costa. Se destacan allí Bernardo Miguel Elías y Musa Besayle Fayad, entre otros.

Cabe recordar que el Presupuesto, las Tributarias y el Plan de Desarrollo se discuten de manera conjunta entre estas dos comisiones. Así que, cuando las unidades legislativas sesionen a la par, la bancada costeña tendrá prácticamente la mitad del quórum.

Definitivamente, los costeños serán la voz cantante en los temas económicos. El Polo Democrático quedó desterrado de las comisiones económicas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?