| 5/12/2016 12:00:00 AM

Así fue la negociación entre Conalvías y los bancos

El vicepresidente de Bancolombia, Gonzalo Toro, cuenta cómo fue la negociación que le permitió a la constructora caleña salir del abismo. El plan de pagos tardará 16 años.

La reorganización empresarial de Conalvías es una de las más grandes y rápidas en la historia del país. La constructora registraba hasta hace unos meses pasivos por $1,2 billones, incluyendo obligaciones financieras que se acercaban a los $700.000 millones. Mucha deuda, poca caja y escándalos de corrupción casi terminan con una compañía que era ejemplo de gestión hasta hace unos años.

El vicepresidente corporativo, empresas y gobierno de Bancolombia, Gonzalo Toro Bridge, explicó a Dinero que no solo se trata de una reorganización grande y compleja, sino que es necesario resaltar que se hizo en 6 o 7 meses, cuando otros procesos de este tipo han tardado varios años.

“Se llegó a un acuerdo a 16 años, siendo los dos primeros de gracia y a unas tasas de interés que le permitirán a la empresa constructora cumplir con el plan financiero”, explicó el directivo del banco.

El proceso de reorganización fue liderado por la Superintendencia de Sociedades, que nombró hace unos meses a Luis Fernando Alvarado para sacar adelante el acuerdo. Durante las negociaciones fueron discutidas las posibilidades para que la constructora siguiera operando y de esta manera se pudiera garantizar el pago de las acreencias.

“Se discutió el tema de la viabilidad de la empresa y creemos que es posible, aunque no está exenta de riesgos e incertidumbres”, dijo Toro.

Por ello, para brindar mayores garantías a sus acreedores, la constructora acordó fusionar en una sola sociedad las firmas Conalvías Construcciones, Conalvías Equipos, Fincon e Inversiones Conalvías. Esto porque las formas vinculadas dependían financieramente de la constructora y no tendrían cómo asumir sus compromisos de manera separada.

Los pagos a la banca por $778.086 millones comenzarán a mediados de 2018 y continuarán en cuotas semestrales hasta diciembre de 2031. Entre las entidades financieras involucradas figuran Banco de Occidente, Davivienda, Bancolombia, Santander de Negocios, Colpatria, Pichincha y Corpbanca. También se conoció que las deudas laborales y los pequeños acreedores tendrán una prioridad y empezarán a recibir dineros a finales de 2016.

Toro reconoció que luego de este proceso de reorganización “hay una cuota de desgaste” que tendrá que asumir la constructora, pues los bancos serán más cautelosos y precisos con desembolsos futuros.

No hay que pasar por alto que Conalvías ejecuta un contrato en el aeropuerto El Dorado para ampliar las calles de rodaje de una de las pistas y tiene una APP pendiente para construir el tercer carril entre Bogotá y Girardot.

“En el acuerdo hay unos covenant (indicadores de desempeño) donde se conceden ciertos grados

de libertad para desviaciones de inversión. Lo importante es que se cumpla con el plan financiero”, puntualizó Bancolombia.

Lea también: El lento avance de las 4G

4G sigue avanzando

A propósito del programa 4G, el vicepresidente de Bancolombia, Gonzalo Toro, se mostró mucho más optimista frente al escenario macroeconómico local y mundial, una situación que puede acelerar los desembolsos a estos proyectos. “Estamos viendo cómo los mercados internacionales han retornado a la normalidad y eso es muy bueno porque eso se traduce en un ambiente favorable de inversión. Creemos que hacia el tercer trimestre de este año se estarán acelerando los desembolsos de créditos para los proyectos en donde estamos”, dijo Toro.

Lea también: Cuatro cosas que faltan para ver la plata de Isagén convertida en vías

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?