| 9/28/2017 12:01:00 AM

Fondos inmobiliarios van creciendo a ritmo acelerado en Colombia

Los fondos inmobiliarios, que van creciendo a ritmo acelerado en el país, quieren que Colombia siga los pasos de México o Estados Unidos, donde se les facilita la posibilidad de llegar a la bolsa.

Cuando se habla de invertir en vivienda, generalmente se piensa que la única manera de hacerlo es con la compra directa de inmuebles, que luego se venden, tras su valorización, o que se destinan para alquilar. No obstante, en el mundo y en Colombia están creciendo mecanismos que permiten invertir en ladrillos sin tener que ir a buscar el inmueble, ni preocuparse por su administración ni manutención.

Se trata de los fondos inmobiliarios, que recogen el ahorro de varios para sumar un monto importante de recursos y comprar edificios o centros comerciales completos. Estos fondos son manejados por profesionales que saben exactamente dónde comprar, consiguen inquilinos y entregan rendimientos a los inversionistas.

Cuentas de Bancolombia indican que en 2014 existían cerca de $2,1 billones y más de 2.900 inversionistas apostando a vehículos inmobiliarios que son ofrecidos por comisionistas de bolsa, fiduciarias y fondos de capital privado. En 2016 este valor se acercaba a $5,17 billones.

Los principales inversionistas en vehículos inmobiliarios son las AFP, que canalizan un porcentaje importante del ahorro público, pero también poco a poco las personas naturales están entrando, en especial a través de los Fondos de Inversión Colectiva (FIC).

Lea también: Finca raíz: ¿En qué invertir y en qué no?

El siguiente paso es que se puedan negociar en bolsa, tal como se hace en México y en Estados Unidos, lo que no solo acerca más personas a esta figura, sino que les da liquidez para desarrollar activos de finca raíz.

Javier Artigas, CEO de BTG Pactual México, explica que en su país se crearon los Fideicomisos de Inversión y Bienes Raíces (Fibra), figura empleada para fomentar la inversión inmobiliaria y que se fondea a través de certificados que son negociados en la Bolsa.

Explica que la primera Fibra se abrió en 2011, tras varios años de construir un régimen fiscal y bursátil que facilitara la inversión de los fondos de pensiones en activos inmobiliarios (así como acá, se busca que a través de los fondos de deuda, las AFP puedan poner sus recursos en los programas de infraestructura 4G).

Esa primera Fibra arrancó con una persona que tenía una propiedad que fue aportada al fideicomiso, para luego conseguir recursos en el mercado y desarrollar proyectos inmobiliarios. Hoy existen 11 Fibras con una capitalización bursátil de US$14.000 millones.

Recomendado: En qué invertir en el mercado inmobiliario colombiano

En Estados Unidos también existen los Reits (Real Estate Investment Trusts) los cuales compran, desarrollan, administran y venden propiedades. El valor de los activos es US$1 billón y con Reits se transan en promedio US$7.000 millones diarios en Wall Street.

En Colombia, los actores del mercado bursátil e inmobiliario y el Gobierno quieren desarrollar un vehículo similar, pero aún no han logrado un acuerdo. Con esto no solo se lograría que las AFP invirtieran más en el sector inmobiliario (hoy destinan menos de 1%), sino que se podrían atraer recursos del exterior y dinamizar la bolsa, que necesita más emisores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?