Opinión

  • | 2015/04/19 15:45

    Los números del petróleo

    La producción de crudo en Colombia se ha mantenido por encima del millón de barriles a pesar de un escenario adverso de precios.

COMPARTIR

El último dato de producción petrolera anunciado por la ANH sorprendió a muchos. En un ambiente de precios bajos, con el WTI alrededor de US$50/barril y el Brent alrededor de US$55/barril, los productores alcanzaron la no despreciable suma de 1’029.493 barriles por día de producción. En 2014, en promedio, se explotaron 990.455 barriles por día, es decir 39.000 barriles por día menos que en lo corrido de 2015 (en diciembre de 2014 la producción fue de 1’009.000 barriles por día). Esto con precios que durante la mayor parte del año oscilaron entre US$95 y US$105 por barril.

Si se dio semejante caída de precios durante los últimos meses de 2014 y los primeros de 2015, ¿cómo es posible que la producción haya subido? Una explicación es que los productores tienen coberturas que les permiten vender su crudo por encima del precio del mercado, lo que genera un incentivo importante para producir más. Inclusive, podrían hacer un margen adicional en el negocio de comercialización adquiriendo crudo en el mercado spot, siempre y cuando el mismo tuviese un precio inferior a lo que les cuesta a los productores sacar su propio crudo.

Sin embargo, no creo que esta sea la explicación detrás del mantenimiento de la producción, pues aunque Ecopetrol es de lejos el mayor productor de crudo en el país, también es una compañía estatal, vigilada por la Contraloría, entidad que no comulga mucho con las coberturas de crudo (posiblemente porque aún no las entienden). Me atrevería a especular que la razón fundamental detrás de las cifras de producción es más estructural, y obedece a que la producción colombiana, por lo menos en ciertos campos, es más competitiva de lo que normalmente se piensa.

Al mirar los números de producción por campo, según estadísticas de la ANH, se puede tratar de concluir dónde están los campos eficientes. El conjunto de campos de crudo pesado de Ecopetrol en el Meta (Castilla, Chichimene, Apiay) es donde mayor diferencia de producción se registra entre los datos de 2015 y los promedios de 2014 (38.000 barriles por día). Esto, a su vez, probablemente obedece a que Ecopetrol tiene el menor costo de dilución de todo el sistema, pues cuenta con importantes ventajas logísticas al transportar los diluyentes necesarios para el crudo pesado a través de tubos, mientras que el resto de los productores lo hace en su mayoría en carrotanques, con costos mayores. La razón de la utilización de diluyente es que los crudos pesados requieren mezclarse con productos más livianos para poder ser transportados eficientemente y comercializados en el mercado internacional.

Además de Ecopetrol, compañías como Parex, Occidental, Vetra y Pacific Rubiales han incrementado su producción en ciertos campos. Esta última ha aumentado la producción de crudos livianos en los campos adquiridos a través de Petrominerales de manera importante. El campo Rubiales, por su parte, es el que más ha reducido su producción, pasando de un promedio en 2014 de 180.500 barriles por día a 162.000, una reducción de alrededor de 18.000 barriles por día. No solamente porque el diluyente a Rubiales hay que transportarlo en carrotanques, sino porque la no extensión del contrato con Ecopetrol implica que no existen muchos incentivos para el operador del campo de seguir invirtiendo si hay que devolverlo en 2016 (aunque esto se resuelve si Ecopetrol decide asumir las inversiones).

Sin embargo, a pesar de este incremento de producción, el precio del petróleo ha causado importantes estragos en las compañías y en las cuentas nacionales. Las acciones de las petroleras colombianas han declinado de manera importante durante 2015, siguiendo el efecto de reducción del precio del petróleo que ya se ve en los resultados financieros de los productores. Los ingresos petroleros de la Nación, que en 2013 llegaron a un pico de $24 billones anuales, entre impuestos de las petroleras y dividendos de Ecopetrol, en 2015 probablemente llegarán a $10 billones. Y las regalías, presupuestadas en $8,5 billones para 2015, verán una reducción en su ejecución de 30%, unos $2,5 billones menos que lo inicialmente planeado.

Los datos de producción de los próximos meses van a ser importantes para poder soportar la hipótesis de que los campos colombianos son más competitivos de lo que se cree. De ser así, la recuperación de las acciones de las compañías petroleras dependerá casi exclusivamente del comportamiento del precio del petróleo en los mercados internacionales, y los productores colombianos probablemente saldrán fortalecidos una vez cese la horrible noche.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?