Opinión

  • | 2015/08/19 19:00

    “Yo solo quería el Nobel”

    Criticism may not be agreeable, but it is necessary. It fulfils the same function as pain in the human body. It calls attention to an unhealthy state of things. Winston Churchill.

COMPARTIR

Muy folclórico lo que está sucediendo en esta administración Santos II. Sabiendo que el Presidente es una persona estudiada, con experiencia en medios y gobierno como ministro de Comercio Exterior, Hacienda y Defensa, lo vemos patinando casi a diario, acorralado por los hechos (o deshechos) de La Habana. Sus niveles de popularidad son inferiores, incluso, a los de Ernesto Samper, todo por cuenta del rechazo al proceso de paz por parte de la ciudadanía.

Pero no es solamente él. Cree que sus Ministros no se involucran. En una reunión en Palacio los incita a defender la “obra de gobierno”. Sale entonces la audaz gomela Gina Parody a tuitear contra su antiguo padrino, Álvaro Uribe Vélez. Se le devuelve la pelota. El tonito y vocabulario utilizados dejan mucho que desear en una Ministra precisamente de Educación. Y sus críticas a un Senador de la República no son otra cosa que intervención en política.

Fast forward a la semana pasada. Cartagena, Asamblea de la Andi. Primero, el Gobierno regaña a Bruce MacMaster porque critica la política económica. Santos II considera que todavía es uno de sus esbirros y le jala las orejas. Pero ahora MacMaster le responde a la Junta Directiva de la Andi y no a Santos.

Ante las quejas de los empresarios, la Ministra de Comercio propone bajar aranceles, lo cual está muy bien, y promete bajar dos puntos del IVA a las importaciones de bienes de capital.

Ministra, por Dios, usted es una persona preparada, contralora de Bavaria por largos años. ¿Acaso no sabe que la única manera de modificar un impuesto es vía reforma tributaria?

Pasemos al todopoderoso Vicepresidente. A pesar de que la semana pasada salieron Pre y Vice juntos cogiditos de la mano, diciendo que se aman más que nunca, no olvidamos que en la reforma de equilibrio de poderes, Santos II le pidió a su bufón, Armando Benedetti, que bloqueara la Presidencia de Vargas Lleras con cinco años de inhabilidad para desempeñar un cargo público.

Ahora el sacaculismo, deporte nacional. El mismo Vice Vargas Lleras se sale del debate de Uber porque puede afectar sus votos entre los taxistas. Pero la prohibición es impopular entre los usuarios que tienen más votos que los taxistas. Entonces encarga a la pobre Natalia Abello, ministra de Transporte, de encontrar una solución.

Ella ya la encontró hace unos meses, cuando se filmó un video donde Natalia y Uldarico alzan los brazos y Abello dice que nunca entrará Uber a Colombia. Y aquí está para quedarse.

Hay más anécdotas. A los 15 minutos de la caída del Blackhawk, ya Santos II había llegado a la causa de la caída, mal tiempo como siempre, pero esta vez con cielo despejado, fenómeno climático que suele ocurrir solo cuando no tienen ni idea de qué pasó.

Después vienen imágenes de desespero del inexperto Mindefensa, incluyendo puñetazos en la mesa y “desescalando” el lenguaje al decir que un soldado estaba en poder de los malos en forma “indebida”.

Luego Santos anuncia que a cada crítica reaccionará con obras, anuncio gaseoso como los demás. Y como nos va a premiar con obras si criticamos, pues lo seguiremos haciendo….

Santos II ha cruzado las líneas rojas que juró no traspasar cuando inició la negociación, al punto que habla con el Departamento de Justicia de Estados Unidos a ver si sueltan a Ricardo Palmera alias Simón Trinidad. ¿Y qué es la joda con Trinidad?, que tiene las claves para las cuentas cifradas de las Farc en el exterior. Y el Gobierno se ensucia con eso.

Bueno, cuando se aclare el episodio del helicóptero, ya nada importará, porque Santos II está anhelando el Nobel a como dé lugar: entregando todo a cambio de nada. Porque ahora la caída de aviones y helicópteros serán los violadores de la tregua, porque se acercaron demasiado a la finca de Tirofijo, a su tumba, o a su viuda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?