Dinero.com Revista Dinero

Fanny Kertzman.

| 6/29/2013 4:35:00 PM

Lo ancho pa mí

Todos los ahorros generados por las mayores inversiones en tecnología se les han transferido a los accionistas del banco y no al consumidor. De ahí las enormes utilidades del sector financiero y los excesivos y absurdos cobros de los bancos a sus clientes.

por Fanny Kertzman

Las utilidades del sector financiero colombiano son extraordinarias. Esto es una positiva señal sobre la solidez de la economía y la calidad de la supervisión financiera. El negocio original del sector financiero es captar los recursos del público al cero por ciento o tasas mínimas, y colocarlo a interés. Hace 30 años una cuenta de ahorros no tenía costos y el costo de la cuenta corriente eran los cheques. No se cobraba por el manejo de la cuenta porque este costo venía implícito en los intereses que se cobraban a los deudores.

Esas sólidas utilidades, que crecen año a año, han venido acompañadas de mayor inversión en tecnología con más servicios a los usuarios como extensión de los cajeros automáticos, banca en línea, banca telefónica y ahora “monedero electrónico”. Todo para minimizar la necesidad de más inversión en finca raíz para abrir sucursales, lo que desvía recursos del objeto original, y tener menos personal atendiendo público, lo cual es sumamente ineficiente.

Pero en mercados desarrollados como los de Estados Unidos, donde sí hay verdadera competencia en el sector bancario, los costos de tener una cuenta bajan en la medida en que la banca se moderniza. Mediante inversiones en tecnología, el costo por transacción baja significativamente, y este menor costo se transfiere al consumidor.

No así en Colombia. Todos los ahorros generados por las mayores inversiones en tecnología se les han transferido a los accionistas del banco y no al consumidor. De ahí las enormes utilidades del sector financiero y los excesivos y absurdos cobros de los bancos a sus clientes. Es válido afirmar que cobran por todo: por el uso de cajeros propios, lo cual es un abuso; por consultar un saldo; por hacer un giro; por llamar por teléfono. Las cuentas corrientes han desaparecido: un cheque vale $20.000.

Y está el 4 x 1.000, el impuesto más diabólico que es el verdadero culpable de la desbancarización que se ha visto en Colombia en los últimos años, aún con el peligro que significa cargar efectivo en este país. A los políticos les gusta la gradualidad y la temporalidad, que son sinónimos de no tomar decisiones. Apenas en 2018 se acaba el 4 x 1.000.

Se recurre entonces a medidas heterodoxas que rayan en la ilegalidad para desincentivar el uso de efectivo. Se considera que el efectivo es sinónimo de crimen. Los secuestros se pagan en efectivo, el negocio de la coca es en efectivo. Se piensa que los evasores de impuestos pagan en efectivo. Entonces la Dian prohíbe el uso del efectivo en las transacciones normales de un negocio.

En efecto, un artículo en la reforma tributaria ordena que los pagos hechos en efectivo sean reconocidos solo al 80%, con una disminución gradual que en cinco años hace que se reconozca solo el 30% de los costos pagados en efectivo. Nada más y nada menos, se está desconociendo a los billetes como medio de pago. Y este exabrupto ha sido avalado por la Corte Constitucional.

El Director de la Dian nunca ha manejado un negocio particular. Él no sabe que la pequeña minería se paga en efectivo. Que en Condoto no hay bancos. Que a los campesinos que cultivan plátano, yuca, papaya, no se les puede pagar con “monedero electrónico” como sugiere un banquero, porque en los Montes de María los campesinos no tienen “smartphone” para poder usar ese “monedero”. Menos tienen computador o internet. No tienen siquiera energía eléctrica las 24 horas.

Ojalá limitando el uso de efectivo se luchara contra la ilegalidad, como lo proponía un ingenuo banquero. Pero si es así, si usted verdaderamente lo considera así señor banquero, ¿por qué no le traslada al cliente los ahorros que ha logrado en gracia de la tecnología? ¿Por qué no contribuye realmente a desincentivar el uso de efectivo, a profundizar el sector financiero, cobrando cero por manejo de una cuenta de ahorros como usted bien sabe que debería ser?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×