Opinión

  • | 2014/02/05 20:00

    Suicidio electoral

    La izquierda tiene la oportunidad histórica de participar en el gobierno y contribuir efectivamente al progreso del país con Enrique Peñalosa como Presidente. Pero no, están aliados con el peor alcalde del país, que se tomó el Partido Verde.

COMPARTIR

Es inexplicable lo que le pasa a la izquierda colombiana. Se está suicidando políticamente, como acostumbran. Un señor que se llama Gustavo Petro, que aún tiene como objetivo la Presidencia de la República, es la cabeza visible de la izquierda. Ese señor fracasado, intenso, terco, que ha hecho un pésimo trabajo, se tomó el Partido Verde. Antonio Navarro fue el que le abrió las puertas, con tal de frenar a Enrique Peñalosa. Ahora los Progresistas ejercen el mando y han exigido algo tan exótico como que Peñalosa firme un papel diciendo que no hará alianzas con Álvaro Uribe.

Los candidatos de la izquierda no serán más que un adorno en las elecciones. Hay quienes quieren a Peñalosa –los verdes originales– y hay quienes se mueren de la envidia –como Antonio Navarro y el propio Petro– y se oponen como sea a una candidatura de Peñalosa. No se dan cuenta de que si se organizan tendrán un efecto profundo en las elecciones. ¿Qué tal Peñalosa y Navarro haciendo campaña? Arrasan juntos y acaban con Santos.

Califican a Peñalosa como de “centro derecha”. Qué lejos de la realidad están. Yo no he visto un sólo acto del exalcalde que no sea en favor de la población más desfavorecida: Transmilenio, parques, recuperación del espacio público, almuerzo en las escuelas, administración de colegios por parte del sector privado. Estos alumnos tienen un Icfes más alto que los niños de las escuelas públicas y Petro los quiere acabar, porque algo tiene que ver con los “ricos”. La idea del tranvía por la carrera séptima no es más que un discurso electorero y no existe.

La izquierda tiene la oportunidad histórica de participar en el gobierno y contribuir efectivamente al progreso del país con Enrique Peñalosa como Presidente. Pero no, están aliados con el peor alcalde del país, que se tomó el Partido Verde.

Y hay más oportunistas. Piedad Córdoba fue donde el Presidente y le pidió ayuda y protección. Dijo que habían matado a 29 militantes de su partido. ¿Por qué no suelta los nombres? ¿Quiénes son? Problamente guerrillos medio urbanos o que estaban metidos en la selva. Pero la verdad es otra. Cito textualmente a La Silla Vacía, que de paso recomiendo si usted no se aguanta más la lambonería de El Tiempo y Caracol.

“De acuerdo a las denuncias del movimiento, el año pasado 15 miembros de Marcha Patriótica fueron asesinados por sicarios, cinco más murieron en enfrentamientos con el Esmad durante las protestas agrarias y otros cinco fueron víctimas del Ejército, varios de ellos en los paros agrarios”, dice Piedad. En el paro agrario hubo solo cuatro muertos y un Policía.

Según añade La Silla Vacía, “para completar, algunos veteranos líderes de la UP se sintieron dolidos de haber sido pasados por alto en las listas, mientras esos puestos iban para dirigentes de los recientes paros agrarios sin trayectoria dentro del partido, como la caqueteña Rosmery Londoño, el tolimense Danilo Ramírez o Aidée Moreno –del sindicato agrario Fensuagro– en Bogotá”. Se ha probado en repetidas ocasiones que esta organización es un brazo de las Farc. En este momento están detenidos Liliany Obando, quien tenía claros vínculos con la despreciada guerrilla, y Huber Ballesteros.

“...si bien Piedad era una de las cabezas visibles de Marcha, al final la UP era la espina dorsal... es insostenible mantener la Marcha y la Unión Patrótica,... Piedad Córdoba –de lejos una de sus figuras más visibles– está acompañando activamente a su hijo Juan Luis Castro Córdoba, que se lanzó al Senado por los liberales”. ¡Por los liberales! viva la mermelada.

Conclusión: la izquierda no se ha dado cuenta de que Enrique Peñalosa, el mejor alcalde que ha tenido Bogotá, es su única opción. Luchará por una sociedad inclusiva. ¿No se acuerdan la pelea con el Country Club por el campo de golf? Y aplicará al país sus exitosas políticas, que ya probó con creces en Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?