Opinión

  • | 2016/04/28 00:01

    ¿Cuánto nos cuesta el respaldo que Santos necesita?

    Santos depende ahora y necesita ‘comprarlo’ a cualquier costo.

COMPARTIR

Santos depende ahora y necesita ‘comprarlo’ a cualquier costo.

Comencemos por precisar ¿Cuánto respaldo necesita? Es hoy el mandatario con menos aprobación del continente (entre 13% y 23%, según la encuesta o las preguntas).

El partido por el cual subió ––la –U– ya no existe. En realidad era el partido de Uribe y con Uribe se volvió Centro Democrático. Quedan rezagos como Roy Barreras y Armando Benedetti que aprovechan su cargo de Udirectoresd que no tendrían en otro sitio, y algunos parlamentarios por el aval que recibieron. Pero ni entre el electorado ni en el Congreso pueden ser el punto de apoyo del primer mandatario.

Uribe y el UCentro DemocráticoC no solo están alejados de Santos sino radicalmente en contra de él. Y el Partido Conservador, dividido para tener alguna cuota burocrática, solo está unido en que tendrá candidato propio que no será continuismo del actual. 

Cambio Radical, supuestamente parte del ‘Gobierno de Unidad’, tiene como agenda la elección de Germán Vargas. Y quien más autoridad tiene para saber lo poco que compromete a un nuevo presidente el que su antecesor lo haya elegido es Santos mismo. Como no es secreto que la posición de Vargas respecto a los acuerdos de La Habana no es la misma que la de Santos, poco probable es que este cuente con que le cuidará lo que es su único ‘huevito’. 

El Partido Verde (si es que existe) ni era santista cuando cambiaba de líderes (Mockus, o Peñalosa, o Navarro) ni se sabe hoy para dónde va, pero sí que no es el del cual Santos podría depender, ni por su mínima fuerza, ni por su falta de orientación.

Santos depende ahora del Partido Liberal y necesita ‘comprarlo’ a cualquier costo. Por eso se explica la creación y entrega de un ‘Ministerio del Posconflicto’ como cuota de esa colectividad a Rafael Pardo, a quien el Consejo de Estado ha declarado incurso en “Violación  a la Moralidad Administrativa”, “actuando contra el principio democrático” “con fines contrarios a los estatales”, con “violación de los principios constitucionales”; vulnerando “gravemente los valores e intereses colectivos”; que se hizo en forma que “carece de seriedad, de ponderación y honestidad”, que “como así procedió, se desconocieron principios y valores constitucionales imperativos, al punto de afectar el derecho colectivo a la moralidad administrativa”; y otras calificaciones a cual más grave (las comillas son textuales de la sentencia).

Pero no es eso suficiente, ni tampoco es cuestión de algunos Viceministerios: por eso César Gaviria y su séquito (incluido el Dr. Serpa) ensayaron presionar para que la terna para Fiscal fuera de forma que el elegido resultara de esa filiación (gestión que tuvo que ser desautorizada por los mismos miembros de esa colectividad).

Lo malo es que el precio no lo paga Juan Manuel Santos sino la institucionalidad del País. Porque el punto no es que el Dr. Pardo sea deshonesto (lo cual yo mismo no creo), sino que se hace caso omiso de lo que la sentencia dice. ¿Qué país puede funcionar cuando semejante descalificación es ignorada al  hacer los nombramientos? 

O al apoyarse en una ‘Dirección’ que es espuria en su origen (también lo dice la sentencia), pero, lo que es más grave, ilegítima y antidemocrática en sus actuaciones.  En especial la expedición de la  Oresoluciónr que señala los requisitos que transcribo:  “Para ser elegido: afiliarse o estar afiliado con sus datos debidamente actualizados durante el presente año ante la Dirección Liberal. Para elegir: estar afiliados con sus datos debidamente actualizados durante el presente año (…) y con carné de afiliación expedido por la Dirección Nacional Liberal a partir de febrero de 2013”.

Con lo cual quiso crear un liberalismo reducido solo a aquellos quienes contaran con la bendición de quien esa ‘Dirección’ quisiera. Y ahora, ante la descalificación producida por la Sentencia, tergiversándola y violándola, pretende arrogarse el poder absoluto sobre el Partido y con un CResuelveR (resolución 3544) designar todas las personas que conforman los órganos oficiales del Partido y enumera:

a) Los Tribunales de Garantías y Disciplinario y todos los Tribunales Seccionales (es decir, a quienes lo controlan).

b)  El Consejo Político Nacional y los Territoriales

c) Las Secretarías Ejecutivas (Administrativa, de Organización Política, de Relaciones Internacionales, de Comunicaciones)

d) Las Secretarías de Participación (De la Mujer, de Juventudes, de Minorías Étnicas, de Organizaciones Sindicales y de Pensionados, de Organizaciones y de Base)

e) Las Secretarías Temáticas (Educación, Arte y Cultura, Derechos Humanos, Asuntos Ambientales, Descentralización y Desarrollo Territorial)

f) Todos los Directorios Territoriales

El presidente no puede ignorar esto y mal hace en defender su política con ese tipo de respaldo. Podrá comprometer al bloque político liberal del Congreso que debe su aval al Dr. Serpa y al Dr. Gaviria; pero con eso no gana al auténtico liberalismo, y descalabra aún más la ya deshecha institucionalidad del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?