Opinión

  • | 2015/10/14 19:00

    Yo sigo con Uribe

    Es claro que el presidente Uribe se ha convertido en la muletilla del Proceso de Paz. Todo es culpa de Uribe. Se olvidan los colombianos que Uribe extraditó a todos los paras. ¿Sería Santos capaz de extraditar a sus nuevos mejores amigos?

COMPARTIR

Hace quince días Nicolás Maduro manifestó con su voz de dictador: “Solo nos falta uno, hacerle el juicio y capturarlo…, a Álvaro Uribe Vélez, que fue quien dio la orden para asesinar a Robert Serra”, al cumplirse un año del asesinato del diputado gobiernista a manos de sus propios escoltas. 

Por desidia o antipatía, ni el presidente Santos ni la Canciller protestaron contra Maduro por tachar a un expresidente de Colombia de asesino y paramilitar.

El mismo día, octubre 2, el presidente Santos declara refiriéndose a los “enemigos de la paz”: “Han ladrado, ladran y seguirán ladrando… Pero nosotros seguiremos cabalgando hacia la paz”. Para el presidente Santos el expresidente Uribe es un perro. Ni siquiera el destemplado Gustavo Petro nos ha tratado así. Nos tacha de ricos y oligarcas.

Eduardo Montealegre, Fiscal General, revive el fantasma de la masacre de El Aro y pide a la Corte Suprema de Justicia que investigue al presidente Álvaro Uribe, en un caso que ya fue investigado y archivado hace más de 20 años.

Cuando una persona con la credibilidad de “Don Berna”, a quien Uribe extraditó, dice que vio al helicóptero de la Gobernación de Antioquia volando sobre la dantesca escena, Montealegre aprovecha una oportunidad más para alardear en medios anunciando juicio a Álvaro Uribe. 

Mientras tanto, su cliente Carlos Palacino, expresidente de Saludcoop, se llenó los bolsillos con falsos recobros al Fosyga en la década pasada. Se estima que el atraco fue de US$500 millones. Apenas esta semana Palacino va a declarar por primera vez, después de tres años de Montealegre como Fiscal.

Yo le pregunto al ciudadano Eduardo Montealegre: ¿No iba a las juntas de Saludcoop? ¿Es que acaso no vio ni oyó nada cuando se desempeñaba como abogado de cabecera de Palacino?

Por otro lado, Antanas Mockus declara espontáneamente que le ha ayudado a las Farc. Y salen grabaciones de Angelino Garzón, donde se escucha al exgobernador del Valle haciendo arreglos con los mismos.  ¿Eso no es delito? ¿Solo es delito cuando alguien se relaciona con un paramilitar? ¿Solo es delito si lo hace Álvaro Uribe?

Es claro que el presidente Uribe se ha convertido en la muletilla del Proceso de Paz. Todo es culpa de Uribe. Se olvidan los colombianos que Uribe extraditó a todos los paras. ¿Sería Santos capaz de extraditar a sus nuevos mejores amigos? 

Conocí a AUV en 1997, cuando él era Gobernador de Antioquia. Fui de los primeros uribistas, junto con José Roberto Arango, Sandra Suárez, Any Vásquez (q.e.p.d.) y Sandra Ceballos (q.e.p.d.). Éramos los uribistas del tres por ciento.

En octubre de 2000 me fui a Canadá como embajadora. Un año del gobierno de Uribe estuve como Embajadora. Después me fui a Estados Unidos. No estuve cerca de lo sucedido en el segundo mandato, pero obviamente repudio lo que pasó con las chuzadas.

En cuanto al DAS, este siempre ha sido corrupto. Desde mis épocas de periodista chuzaban teléfonos y los detectives hacían “mandados”, al punto que Miguel Maza Márquez, su exdirector, está siendo investigado por complicidad en el crimen de Luis Carlos Galán.

La política de seguridad de Álvaro Uribe permitió volver a las fincas; se organizaron caravanas para poder desplazarse en las vías tomadas por la guerrilla; se acabaron las “pescas milagrosas”. Se recuperó la seguridad, tanto rural como urbana, además de atraer inversión extranjera que no llegaba por el tema de seguridad.

Los mamertos, entre ellos el presidente Santos, culpan al expresidente Uribe de todos los males del pasado, cuando lo que él hizo fue devolverle la esperanza y el orgullo a Colombia. Muy al contrario, lo que está haciendo Santos genera caos e impunidad cada vez que sale orgulloso dándose la mano con Rodrigo Londoño, alias Timo. 

Para terminar, le cedo la palabra a Mauricio Vargas: “Tratar, de modo reiterado, de “asesino” y “mafioso” al expresidente Álvaro Uribe y asegurar que el acuerdo de Justicia abre las puertas a que toda la clase dirigente del país sea juzgada por crímenes de guerra, como vienen haciendo ‘Márquez’ y sus compinches, indigna a millones de colombianos”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?