Opinión

  • | 2015/03/19 06:00

    Cancillería al garete

    Dada esta ausencia de dirección para la Cancillería, estamos quedando no como bobos, que sería lo normal, sino como sátrapas, del lado del Dictador y en contra de la democracia.

COMPARTIR

Unasur es una entidad multilateral creada por Hugo Chávez y sus amigos en 2005 para fusionar supuestamente a la Comunidad Andina (CAN) con Mercosur. Aun así, estas dos entidades siguen existiendo, la primera con sede en Lima y la segunda en Montevideo.

No contento con manejar Unasur como territorio propio, en 2011 Chávez se inventó otra institución política, la Celac, que incluye Sur y Centroamérica, más el Caribe. Están excluidos los “imperialistas” Canadá y Estados Unidos. La Celac no parece tener sede y su sitio web pertenece al gobierno de Venezuela: www.celac.gob.ve.

El Secretario General de Unasur es un expresidente colombiano de cuyo nombre no quiero acordarme, que fue elegido con dineros del narcotráfico, por lo que el gobierno americano le retiró la visa. Y Maduro, en su inteligencia infinita, llama a Samper (oops) a Caracas a protagonizar un show donde Maduro le encomienda a Samper tender puentes con Estados Unidos.

Inmediatamente, los Estados Unidos ripostan, diciendo que no necesitan intermediarios para conversar con Venezuela, que para eso son las vías diplomáticas.

Para seguir faroleando y justificar su puesto, Samper organiza otra vez una visita a Caracas, a la que asisten los Cancilleres de Brasil, Mauro Vieira; de Colombia, María Ángela Holguín; y de Ecuador, Ricardo Patiño. El propósito es una pantomima de una supuesta mediación entre el gobierno y la oposición.

En este viaje, los Cancilleres y el elefante Samper se reúnen con Maduro, mas no con la oposición. El tema de Leopoldo López, Antonio Ledezma, Daniel Ceballos y demás presos políticos no es mencionado. Tampoco el de los estudiantes asesinados. No hubo reunión con la verdadera oposición; es decir, con María Corina Machado, Mitzi Capriles, Lilian Tintori y Julio Borges.

Una semana después, Uruguay cancela una Cumbre de Unasur, programada para marzo 23, porque Maduro tachó al vicepresidente, Raúl Sendic, de cobarde. Su pecado fue decir que Uruguay “no tenía elementos para confirmar que haya un complot internacional o local para tumbar a Maduro”. Dignidad.

Luego vienen declaraciones muy duras de la Unión Europea, donde le retira la ayuda económica a Venezuela, al tiempo que ese país es calificado como amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos. Dignidad.

Colombia se preciaba de tener instituciones fuertes. Pero estas se han ido desintegrando, sobre todo por la corrupción. La rama judicial, y en especial las Altas Cortes, compiten en desprestigio con las Farc. El Congreso no se queda atrás. La Alcaldía de Bogotá dejó de existir. La Fiscalía está politizada y su jefe está haciendo una extraña campaña con agenda propia que nadie entiende.

Por otro lado se ve que no hay política exterior. La Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, compuesta por los expresidentes, no se ha vuelto a reunir. Allá se deben fijar políticas de Estado (no de gobierno) frente a la política exterior.

Dada esta ausencia de dirección para la Cancillería, estamos quedando no como bobos, que sería lo normal, sino como sátrapas, del lado del Dictador y en contra de la democracia. María Ángela debería abrir los ojos y no volver a reuniones de Unasur. En la próxima reunión, según Rafael Correa, “daremos la respuesta correspondiente a esta grotesca, ilegal, descarada, inaudita e injustificada injerencia de Estados Unidos en asuntos internos de Venezuela”. ¿Va Colombia a ser testigo de este show al mejor estilo María Ángela, callada y firmando?

Colombia sigue con el sátrapa. ¿Desde cuándo apoyamos regímenes antidemocráticos que están matando a bala a la población? María Ángela, ¿cree que su actitud refleja el sentimiento del pueblo colombiano? ¿O que le hace honor a la justicia? Aterricen por favor. De lo contrario quedaremos como la misma Venezuela que apoya a todos los tiranos del Medio Oriente, y nosotros íntimos de Cuba y Venezuela, las dos únicas dictaduras del continente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?