| 12/12/2003 12:00:00 AM

Para empezar

Para empezar
-Las inversiones en arte son generalmente de mediano riesgo y largo plazo. Vender un cuadro con urgencia puede evaporar completamente la rentabilidad del negocio.

- Para ir a la fija, compre firmas de pintores consagrados, pero la valorización está en los pintores jóvenes.

- Asesórese. Como con cualquier inversión, si no conoce el mercado busque un asesor.

- Aprenda de arte. Algunos galeristas, como Beatriz Esguerra, hacen sesiones cerradas para sus clientes, en las que les muestran obras que no están expuestas en su galería. La intención no es vender, sino ver. Se habla de la hoja de vida de los artistas, de teoría del color, de tendencias, para que sus clientes aprendan y disfruten más sus adquisiciones. Pero esta no es la única opción. Libros, internet, televisión y museos son una gran ayuda.

- Mantenga una mente abierta. No desestime las esculturas, las obras en papel (litografías, serigrafías, entre otras), ni los estilos radicales.

- Siga las tendencias pero no decida siempre por ellas. La siguiente ola en el arte colombiano será el regreso de la pintura, dice Gloria Zea. Los artistas jóvenes dejarán un poco las instalaciones para volver a los pinceles. El mercado de Nueva York en el momento sigue siendo de Fernando Botero y en estos tiempos, de Ana Mercedes Hoyos. Es importante saber estas cosas, pero no siempre hay que actuar moviéndose con la corriente. Trate, eso sí, de seguir la trayectoria de los artistas que compre.

- Compre una buena obra. La combinación ideal se consigue al adquirir una buena obra, de una buena época, de un buen artista, en un buen lugar, dice Pradilla. Los galeristas serios recompran las obras que vendieron y certifican su autenticidad.

- Los doberman. Las obras de arte hacen parte del patrimonio, por lo cual deben incluirse en la declaración de renta. Sin embargo, no es necesario registrar las valorizaciones, por cuanto las obras se deben contabilizar por el costo de adquisición, explica Alvaro Parra, abogado de la firma Parra, Rodríguez y Cavelier. Cuando compre una obra a una galería o a un dealer, tendrá que pagar IVA.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.