| 2/6/2004 12:00:00 AM

Mirada al futuro

Mirada al futuro
Hace 13 años, enviar US$300 de Estados Unidos a México costaba alrededor de US$60 y tardaba más de una semana, pues se hacía con instrumentos físicos. Hoy el 90% de los US$12.000 millones que llegan a ese país entra por medios electrónicos. Ahora, realizar el mismo giro en tiempo real cuesta US$11. Esto fue posible, gracias al ingreso de la banca mexicana en este negocio.

Por ejemplo, Bancomer Transfer Services, BTS, filial del BBVA Bancomer en Estados Unidos, entidad especializada en el envío de remesas, tuvo una rápida penetración en este mercado en solo 3 años. "En agosto de 2000, teníamos el 0% del mercado. Hoy canalizamos el 55% de las remesas que van de Estados Unidos a México. Esto es, alrededor de US$5.600 millones en más de 15 millones de operaciones", dice Moisés Jaimes, presidente de la firma con sede en Atlanta. Además piensa que en Colombia en el mismo lapso puede pasar algo parecido.

BTS desarrolló una plataforma tecnológica que le permite pagar en tiempo real y con un estricto control sobre todas las operaciones. Tiene una red de captación en Estados Unidos, conformada por cerca de 40.000 puntos, gracias a convenios con Wells Fargo, el Servicio Postal de Estados Unidos, una red propia de Bancomer y otros bancos pequeños. La compañía tiene presencia en Guatemala, Ecuador, Perú, Argentina, El Salvador, Nicaragua, Honduras y República Dominicana. El objetivo este año es conectar a toda Latinoamérica.

En México, la banca canaliza el 80% de las remesas y en Perú, país de reciente incursión, ya alcanza el 40% del mercado.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.