| 5/27/2003 12:00:00 AM

Los pioneros

Los pioneros
En 1995, Makro entró a competir en Medellín con un punto de venta de 9.500 m2. En principio, dirigió sus estrategias al consumidor final, error estratégico que cometió en todo el país pero que corrigió en 1998, cuando se dedicó al comercio mayorista, sector en el que definitivamente ha sido exitoso. La empresa llegó a esta ciudad con la ventaja de tener al Sindicato Antioqueño como socio (hoy, Grupo Empresarial Antioqueño), lo que le permitió entrar casi como un jugador local y competir sin ningún prejuicio en contra. La tienda registra crecimientos año tras año desde 1999, con el segmento de procesadores de alimentos como el que más crece (16%), seguido por el de oficina (9,9%). En 2002, sus ventas en Medellín fueron de $60.000 millones, tras registrar un crecimiento de 17% con respecto a 2001. La tendencia más marcada actualmente en este negocio, no solo en Medellín sino en el resto del país, es la de comercializar cantidades más pequeñas para tenderos con menor poder adquisitivo. "La gente en Medellín busca economía, pero con buena atención y mejor producto", concluyó un funcionario de la empresa.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.