| 11/29/2002 12:00:00 AM

LO INTERNACIONAL

LO INTERNACIONAL
La desaparición de Daewoo, uno de los más importantes jugadores coreanos, y las dificultades que atraviesa Fiat, una de las marcas de mayor tradición en el mundo, evidencian la consolidación que ha presentado la industria automotriz. Se ha producido un exceso de capacidad instalada, al mismo tiempo que los mercados en los países desarrollados llegan al punto de saturación. Hacia adelante, se espera que los mercados de los países en desarrollo (Asia, Europa del Este y Suramérica) sean la mayor fuente de crecimiento.

Esto ha provocado una reubicación de la producción mundial. Las firmas buscan ventajas en términos del tamaño de los mercados que pueden abastecer desde una base, las escalas de producción que pueden alcanzar, la eficiencia en costos y la estabilidad en las reglas de juego. En América Latina, México y Brasil se convirtieron en los años 90 en los grandes polos de atracción de la inversión. En la integración hemisférica que viene, la gran pregunta es el papel que le corresponderá a la industria ubicada en los países de la Comunidad Andina.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.