| 9/26/2008 12:00:00 AM

Lecciones para invertir

Lecciones para invertir
Invertir en China es más difícil que invertir en un país occidental, porque los procesos son más complejos, las prácticas de negocios menos eficientes y no es fácil tener acceso a la información de las compañías chinas, ni siquiera por internet. "China tiene mucha más burocracia, miles de permisos, de firmas. Pero si se sabe navegar allí, se puede lograr que este proceso sea más eficiente", explica Wall.

Una diferencia sustancial frente a Occidente es la dificultad de hacer cumplir los contratos en China. Por eso hay que tener en cuenta que firmar un contrato no garantiza nada.

En cuanto a los tiempos para establecer un negocio, estos varían de acuerdo con la actividad. Abrir una simple oficina de representación se puede demorar entre 1 y 2 meses, y empezar operaciones de manufactura entre 6 meses y un año. Pero si no hay suficiente claridad sobre lo que se está haciendo, y no hay conocimiento de la burocracia, se puede demorar mucho más.

También hay que tener en cuenta dos aspectos críticos: los impuestos y la protección de la propiedad intelectual. Los primeros están cambiando constantemente y la segunda prácticamente no existe. "Una compañía tiene que tener esto en consideración. Hay zonas que tienen tratamiento especial de impuestos, en especial para el sector de manufactura", advierte Wall.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.