| 8/6/2009 12:00:00 AM

La seguridad manda

La seguridad manda


* La inclusión de las tarjetas inteligentes hace parte de las medidas adoptadas por las Superintendencia Financiera para reducir la clonación de tarjetas de crédito y débito que vienen aumentando en el país.

* Según Dimas Gómez, director de mercadotecnia de transacciones seguras de Gemalto para Latinoamérica, la información de las tarjetas tradicionales se puede copiar pues permanece estática en su banda magnética. "Como la seguridad se basa en los datos, los datáfonos simplemente validan las transacciones sin tener en cuenta si la banda magnética está en la tarjeta original o adherida a un trozo de PVC", comenta.

* Por su parte, el proceso para elaborar una tarjeta inteligente es complejo y comienza en grandes fábricas de elementos de silicio, ubicadas en Singapur y Francia, donde se ensamblan los microprocesadores a las tarjetas. Luego, son trasladadas a plantas especializadas en poner las bandas magnéticas adicionales e imprimir las identificaciones de los bancos. En América Latina solo hay plantas de este tipo en México y Brasil.

* La seguridad de esta tecnología ha sido certificada por la experiencia en países donde el fraude se había convertido en 'pan de cada día'. "Hasta hace unos años, Malasia era reconocido como uno de los países con más casos de clonación de tarjetas bancarias en todo el mundo. Desde que utilizan tarjetas inteligentes, los fraudes cayeron casi a 0%", comenta Gómez, de Gemalto.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.