| 9/15/2006 12:00:00 AM

La ropa interior femenina y el TLC

Las oportunidades de desarrollo del sector y el foco del negocio.

La ropa interior femenina y el TLC
Luego de conocerse la negociación del sector de textiles y confecciones en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, en términos generales la regla de origen es yarn forward. Esto significa que para exportar confecciones, los hilados, telas y filamentos deben ser de la región participante del acuerdo de libre comercio —Estados Unidos o Colombia—.

Sin embargo, en la negociación se logró una regla de origen flexible para brassières. Con el hecho de cortar y coser en la región es suficiente para que concedan origen. Por eso, cualquier producto o insumo que se requiera para elaborar un brassière se puede traer de cualquier parte del mundo y solo se debe garantizar el corte y el cosido en Colombia. ¿Por qué solo para brassières? Porque esta prenda puede tener hasta 32 partes diferentes en su ensamblaje y verificar el origen de cada una de ellas es muy dispendioso.

Frente al mercado de Estados Unidos, los confeccionistas y los proveedores de insumos tienen claro que el mercado para atender es el de nicho. "Las marcas grandes nos tienen para nichos, para especialidades, para valor agregado, pero sobre todo para cosas rápidas. Tenemos un ciclo de entrega a Estados Unidos de 40 días, tiempo que no va a cumplir nunca un asiático y menos en pequeñas cantidades", explica un industrial.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.