| 11/13/2009 12:00:00 AM

La posición de la CREG

La posición de la CREG
En medio de la coyuntura por la que atraviesa la industria del gas natural, analistas y jugadores han señalado las deficiencias en el tema de regulación. ¿Qué piensa la Creg? Dinero conversó con Hernán Molina, su director ejecutivo.

D — ¿Qué está pasando en el sector?

La producción del país hay que repartirla entre todos los que necesitan gas. Unos de los grandes demandantes de gas son los generadores térmicos, pero no lo usan permanentemente sino en épocas como el Fenómeno del Niño. La demanda, que normalmente es de 200 millones de pies cúbicos diarios (MPCD) pasa a 500 MPCD, cuando la capacidad del país es de 1.000 MPCD, lo que estresa el sistema.

Hay mucho gas atrapado en los contratos de las térmicas que en épocas de invierno lo revenden a la industria, generando lo que en el mercado se llama gas interrumpible. Es un gas que no es en firme, pero que se puede usar mientras estos agentes no lo requieran. Incluso, mucho de ese gas se estaba yendo en las exportaciones hacia Venezuela.

La crisis se da porque las térmicas usan su gas y aquellos que compraron interrumpible de esas térmicas se quedan sin el producto. Es algo que debe saber la demanda y debe ser responsabilidad de los que la atienden: cuando venden este gas que no tiene firmeza, decirle a sus usuarios -llámese industria o gas natural vehicular- que se enfrentan a un riesgo y deben estar enterados de esta situación para que tengan sustitutos.

D — Los agentes se quejan de que hay falta de señales regulatorias...

Si hubo faltas de señales regulatorias, ¿por qué ahora sí se van a construir las ampliaciones del transporte entre la Guajira y el interior del país? Si fuera un problema de señales nadie lo estaría construyendo.

D — Otro tema de polémica es que la red no tiene redundancia, como el sistema eléctrico, y los agentes dicen que no hay incentivos

Este sector es diferente al eléctrico porque el gas sí se puede almacenar y la energía eléctrica no. Además, en el eléctrico hay puntos de oferta por todo el país. En el caso del sector gas, en oferta solo hay en dos grandes centros, Guajira y Cusiana. Así, ¿para qué vamos a gastar el doble de redes de transporte si lo hacemos bien con lo que hay? ¿Para qué le duplicamos la tarifa a los usuarios finales si se puede hacer con lo que hay?

D — Hay una discusión acerca del precio del gas en los dos centros de producción: Guajira y Cusiana. En el primero, es regulado y, en el segundo, es libre...

Ese es un problema. Estamos haciendo subastas, pero con el gran jugador atrapado por un precio regulado es complicado. Es un problema de política de Estado y el Ministerio lo está revisando. Ojalá podamos liberar los precios.

D — Algunos jugadores señalan que no hay señales ni incentivos de la Creg para desarrollar nuevos mercados...

Las señales de la Creg han sido de uso eficiente de los recursos energéticos del país. Y en el país hay diferentes energéticos: gas licuado de petróleo, propano por pipetas... No podemos inclinar la balanza a un energético, tenemos que dar las señales correctas de costos para que todos los energéticos compitan en igualdad de condiciones y se dé el servicio que sea más eficiente.

D — ¿Cuáles son los problemas existentes?

Uno, cómo conectar nueva oferta de gas. Las normas regulatorias no son tan ágiles que permitan que esa nueva oferta ingrese al mercado en un tiempo prudente. Es un tema regulatorio que tenemos que sacar de aquí a diciembre. Y, dos, que el campo de Cusiana empieza a crecer y Guajira está declinando. Mucho del gas que hoy usa el interior y viene de la Guajira empezará a usarse desde Cusiana. Esto implica que el gasoducto Ballena-Barranca en el futuro pueda presentar problemas de tener suficiente gas para transportar. Estamos analizando la posibilidad de mantener esta infraestructura como confiabilidad para el país.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.