| 9/19/2003 12:00:00 AM

La movida de DuPont

Steve McCraken, presidente Invista.
El pasado 3 de septiembre, Steve McCraken, presidente mundial de DuPont Textiles & Interiores (DTI) -la empresa que se creó en enero, anunció el cambio de nombre de la empresa. "Invista nacerá como la compañía de fibras integradas más grande del mundo con más de US$6.300 millones en ventas. Tenemos un nuevo nombre, una nueva visión y una nueva imagen, todo respaldado por nuestras capacidades de investigación y desarrollo y las mejores marcas de consumo mundial, como Lycra, Teflon, Supplex, Tactel o Coolmax", agregó McCraken. Durante su intervención, explicó los alcances de la nueva marca, la interacción de su logo, los colores y su significado.

Sin embargo, solo dos semanas antes, se conoció que la empresa Koch Industries estaba en negociaciones con DuPont para la compra de esta subsidiaria. Es decir, más allá del cambio de nombre y de imagen, se estaba dando apenas un paso más en el proceso de venta de la empresa de fibras textiles más importante en el mercado internacional, el cual podría estar listo antes de que termine 2003.

¿Cómo se llegó a este punto? Ha sido un proceso relativamente rápido que se inició el año pasado con el redireccionamiento de su estrategia. En ese momento, el argumento que se esgrimió frente al spin off era que una empresa independiente, como DTI, le podría dar una mayor flexibilidad al negocio de textiles y confecciones dentro de DuPont para ajustar los tiempos de respuesta y la adecuación de productos a los patrones de la moda, en un sector que se ajusta permanentemente.

De hecho, así lo expresó Chad Holliday, CEO de DuPont, en el informe anual. "La más importante acción de 2002 fue el realineamiento de nuestros negocios. Creamos 5 fuertes plataformas y tomamos la difícil decisión de separar DuPont Textiles & Interiores de la compañía. Creemos que con esta separación de DuPont, los negocios de DTI podrán tener una mayor flexibilidad para responder a las realidades competitivas de los mercados", dijo.

Pero a finales de abril, desde Wilmington, Delaware, en Estados Unidos, DuPont anunció que había una empresa -cuyo nombre no reveló en ese momento- interesada en comprar DTI. Ese anuncio lo hizo para poder adquirir el 24% de las acciones que una empresa externa tenía en DuPont Canadá y así facilitar una eventual compra. Esto se explica porque más del 85% del negocio de DuPont en ese país corresponde al sector textil y en ese sentido, era necesario tener el control total de la empresa para facilitar la adquisición.

No obstante, lo que sucedió a principios de septiembre confirmó que no se trataba solo de un cambio de nombre, sino de dejar de lado un negocio que ha sido el más importante en la historia reciente de DuPont y en el que ha creado marcas tan tradicionales como Lycra o Teflon y grandes esfuerzos en la innovación y el desarrollo de productos y fibras. En la actualidad, están en la etapa del due diligence y Koch ya inició las visitas a las plantas e instalaciones de Invista en el mundo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.