| 6/14/2002 12:00:00 AM

Grupo Empresarial Bavaria

Grupo Empresarial Bavaria
Estrategia

foco en cerveza, medios y transporte aéreo. Desinversión en sectores no prioritarios. Internacionalización.El año pasado se hizo la separación de cobijas, aparentemente definitiva, entre Bavaria (cervecería) y Valores Bavaria (holding de los demás sectores). La escisión de una deuda por $816.266 millones que Valores tenía con Bavaria debe poner punto final al cruce de recursos entre las dos compañías.



El objetivo es independizar los negocios, y dejar de ponerles la plata buena de la industria cervecera a las empresas de Valores que tienen requerimientos permanentes de capital. De todos modos, Bavaria sigue garantizando créditos por $649 millones y dando aval a otros US$337,8 millones con bancos extranjeros, obligaciones que se habían contraído antes de la escisión.



La estrategia en Bavaria ha sido racionalizar la planta de personal para mejorar los niveles de eficiencia, dinamizar el consumo de cerveza y expandirse a países vecinos.



El año pasado desvinculó 1.000 trabajadores, y cerró parcialmente 7 plantas. En cuanto al consumo, que ha caído 30% en los últimos 5 años, espera dinamizarlo mediante el lanzamiento de nuevos productos y de una intensa campaña publicitaria. Recientemente, lanzó Aguila Light y se espera que en los próximos meses aparezcan productos como cerveza Ice y cervezas con distinto grado de alcohol.



Está pendiente la aprobación de un crédito por US$300 millones, por parte de la IFC con destino a un proyecto estimado en US$1.000 millones para la expansión, modernización y racionalización del grupo. En la estrategia de internacionalización, figura la compra de la planta en Panamá.



Por su parte, Valores Bavaria está en un proceso de reorganización. Después de perder $957.954 millones el año pasado, está saneando su situación. El paso más importante fue la integración entre Avianca, Sam y Aces, que empezó a operar formalmente el pasado 20 de mayo con la entrada en vigencia del itinerario conjunto de las tres aerolíneas, así como con la integración operacional y administrativa a cargo de Summa.



Las necesidades de caja de Valores para este año se estiman en $190.000 millones, una cifra mucho más manejable que la del 2001. El grupo espera obtener estos recursos del sector financiero, donde ha mejorado su credibilidad, y de la venta de empresas no estratégicas. Ya vendió la operación de comidas rápidas de Presto, y Vise, Finca y Serdán tienen banca de inversión contratada. Pero, en general, las compañías distintas a medios y a transporte estarían en venta.



Otra jugada importante que se cerró este año fue la creación de una holding de radio con el grupo Prisa de España, que asumió el 60% de la empresa.



La transparencia que se logre en las cuentas de las empresas de Valores será un factor determinante para su acceso a los recursos del sector financiero, y eso lo sabe el equipo directivo de la holding que está empeñado en clarificar las cuentas de las empresas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.