| 6/14/2002 12:00:00 AM

Grupo Ardila

Grupo Ardila
Estrategia concentrarse en los negocios de bebidas, medios, agroindustria y conexos.

Los últimos tres años han sido de recuperación para la Organización Ardila Lülle, que en 2000 estuvo en una situación tan crítica que se temía que no podría pagarles a sus proveedores ni a sus acreedores financieros.



El punto de quiebre se presentó en octubre de 2000, cuando vendió el 44,5% de Leona a Bavaria, y les dio opciones con tiempo indefinido a unos inversionistas europeos para que adquirieran el remanente de la cervecería. Estos recursos y los que provienen del contrato de producción de cerveza que firmó Bavaria le ayudaron a reestructurar sus pasivos y a asegurar un flujo de caja para cumplir los compromisos financieros adquiridos con la reestructuración de su deuda.



Paralelo a estas acciones, la organización emprendió un drástico recorte de gastos que desde el 2000 hasta lo corrido del año le ha permitido generar ahorros por $220.000 millones.



Estos recortes vinieron acompañados con una reducción de 23.000 empleados en los últimos cinco años en la planta de personal. Hoy la Organización tiene 24.000 empleados.



Dentro de la reorganización se destaca la racionalización de las plantas de Postobón, que llevó al cierre de las fábricas de Sincelejo, Chiquinquirá, Tunja, Girardot, Ibagué, Mariquita y Buga.



Con la venta de Leona y la reestructuración de los pasivos, la compañía más beneficiada fue Postobón. No solo era el principal garante de los créditos, sino que buena parte de su flujo de caja se iba en cubrir los requerimientos de capital de los otros negocios. Adicionalmente, gran parte de su recurso humano había sido distraído hacia Leona, con consecuencias negativas para su funcionamiento.



De acuerdo con datos de la Organización, la empresa logró aumentar de 47% a 52% su participación en el mercado de bebidas no alcohólicas desde 1998.



En este incremento influyó el impulso que se le dio a la alianza con Pepsi, multinacional que no solo aumentó su participación en la pauta publicitaria, sino que redujo el costo del concentrado para la producción de sus marcas en Colombia.



En cuanto al Canal RCN, el año pasado se cerró una operación de un crédito sindicado que permitió ampliar por tres años la deuda por $170.000 millones con la banca nacional e internacional.



La Organización está decidida a concentrarse en sus negocios principales, como bebidas, medios y agroindustria, y a salir de los demás sectores en la medida en que sea posible. Por el momento no tiene pensado internacionalizarse, pues la prima que cobraría un inversionista por entrar a un negocio en Colombia actualmente es muy alta.



El año pasado, el Ebitda sumado de la Organización llegó a $680.000 millones, cuando en 1999 estaba en $280.000 millones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.