| 7/16/1999 12:00:00 AM

Evolución de la industria aseguradora

Evolución de la industria aseguradora








Evolución de la industria aseguradora



1990 - 1993



Con la apertura económica, el sector asegurador inició un proceso de cambio. Pasó de un sistema controlado a un proceso de liberación. Las leyes 45/90 y 9/91 dieron libertad total a las compañías en cuanto a tarifas, pólizas, tratados de reaseguros e introdujeron cambios en los regímenes para la inversión extranjera. También autorizaron a los inversionistas extranjeros para adquirir hasta el 100% del patrimonio accionario de una compañía de seguros. La libre competencia generó una guerra de precios que en 1991 provocó una reducción en el ingreso global por primas del 8,2% en términos reales con respecto al año anterior. La reforma del sistema de seguridad social, por medio de la ley 100 de 1993, dio un gran impulso al sector en años siguientes.



1994 - 1998



En 1992, la nivelación en los precios de los productos y de la mayor demanda en las líneas de seguros personales generó un acelerado proceso de recuperación del sector que se prolongó hasta 1994.



En 1995 las cosas cambiaron. Perdió importancia el mercado de los vehículos, de la maquinaria y los equipos importados dentro del valor asegurado, debido a la revaluación del año anterior.



En 1996 el crecimiento del sector pasó de 16,1% en el 95 a 0,7% en el 96.



En el 97 el sector se recuperó y creció 11,6% impulsado por el renglón de seguridad social que se disparó, aumentando un 61%, mientras que el de personas creció 16% y el de daños decreció.



Entre el 98 y el 99 el renglón de seguridad social sigue presentando el mayor dinamismo con un crecimiento del 42,1%, frente a un 11,3% y 10,5% en los de daños y personas, respectivamente.



2010



Para el 2010, Fedesarrollo proyecta dos escenarios para la industria aseguradora: el primero con un crecimiento económico del 4% promedio anual, el tamaño de la industria aseguradora estaría por los lados de los US$8.400 millones, mientras que en el segundo con una tasa de crecimiento económico del 3,2% el volumen de primas estaría por los US$6.800 millones. En ambos casos, el estudio supone que la tasa de siniestralidad se mantiene constante.



Como ya ha venido sucediendo, se espera que la participación del renglón de la seguridad social dentro de la industria siga teniendo un papel cada vez más importante. Se tiene proyectado que el nivel actual de los US$230 millones pase a ser entre US$2.000 y US$2.700 millones.



Los movimientos de fusiones, ventas y escisiones que se están dando en el sector actualmente seguirán sucediendo como consecuencia de la desregulación y la libre competencia.



 

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.