| 8/6/2009 12:00:00 AM

El panorama internacional

El panorama internacional
Según la Asociación de confecciones y calzado de Estados Unidos (AAFA, por sus siglas en inglés), las importaciones de confecciones a ese país llegaron el año pasado a US$71.500 millones, lo que representó una caída de 3,1% frente a 2007.

Salvo el caso de Vietnam y Bangladesh, que crecieron 19,8% y 10,9%, respectivamente en sus ventas, los otros países proveedores registraron caídas en sus ventas o crecimientos muy pequeños, como China que incrementó apenas 0,8%.

¿Cuáles son las principales perspectivas de los compradores estadounidenses? "Lo que exigen las principales marcas de Estados Unidos a sus compradores son tres cosas: precio, calidad y entrega. Sin embargo, ahora están exigiendo con más interés buenas condiciones de trabajo y respeto hacia el manejo ambiental", explicó a Dinero Steven A. Jesseph, presidente de Worldwide Responsible Accredited Production (WRAP), entidad que certifica a los proveedores, en más de 70 países, para las distintas marcas internacionales.

Para Colombia, esta podría ser una variable competitiva hacia el futuro. "Las empresas certificadas en Colombia, además de las exigencias tradicionales, cumplen con el tema laboral y ambiental", dice Jesseph.

China, el principal proveedor de Estados Unidos en confecciones -con ventas por cerca de US$23.000 millones- atraviesa hoy una situación particular. "Cada vez se está volviendo más cara y aumentando sus salarios. A su vez, cumplir las exigencias sociales está siendo muy difícil para los empresarios y ya se calcula que en el último año cerraron unas diez mil fábricas", agrega Jesseph.

En abril de este año, diez empresas colombianas con exportaciones al mercado de Estados Unidos asistieron -invitados por Proexport- a un evento organizado por la publicación WWD, especializada en el tema de confección. Allí, además de mostrar las posibilidades que tiene Colombia como proveedor, se encontraron con las perspectivas de los presidentes de compañías como Nautica, Gap o JCPenny.

Según Lina Bustamante, de Creytex, quien participó en la reunión, muchas de estas empresas están reconsiderando la proveeduría asiática. "Sí, los precios son muy buenos, pero los tiempos de entrega siguen siendo enormes. Para ellos, hoy Pakistán y Bangladesh son más atractivos que China. Sin embargo, estos países tienen varios riesgos: el terrorismo y el invierno que golpea con fuerza esas regiones, con inundaciones y ciclones", explica.

La conclusión de la reunión, añade Bustamante, es que las empresas norteamericanas buscan minimizar el riesgo y explorar más mercados. Allí Colombia puede jugar un papel importante.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.