| 3/16/2007 12:00:00 AM

El caso Propal

El caso Propal
El de esta empresa es uno de los casos más exitosos en mejoramiento continuo.
 
"En estos años, conseguimos el liderazgo de la alta gerencia y la disciplina para pedir y seguir los resultados", dice Alfonso Ocampo, presidente de Propal. "Sagradamente, tenemos una reunión para hacer el análisis de lo que pasó con las metas. Si no se cumplen, saber por qué y tomar decisiones sobre los planes de acción para conseguirlas", añade.

Cada año, desde hace seis que empezó a aplicar el método de INDG, la empresa ha alcanzado sus objetivos de mejoramiento financiero. Con esto, Propal posiblemente conseguirá su propósito de tener en 2015 costos por tonelada iguales a los estándares internacionales. Esto le permitiría competir en el escenario de libre comercio que se abre con el TLC con Estados Unidos.

Entre 2003 y 2006, redujo 18% el costo por tonelada y la contribución al margen por tonelada aumentó 35% entre 2005 y 2006. "Hemos tratado de que las mejoras que hacemos, siempre se reflejen en el P y G de la empresa", dice Ocampo.

Pero, además, Propal encontró que el de mejoramiento continuo es "un método simple para que todos trabajen de la misma forma y todos sepan qué tienen que hacer", concluye.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.