| 5/14/2004 12:00:00 AM

El canal tradicional

El negocio cambió y ahora es indispensable ofrecer un portafolio mixto entre productos y servicios tradicionales y digitales.

El canal tradicional
A medida que la demanda de revelado convencional disminuye entre 8% y 10% anual, la proliferación de sistemas de impresión digital caseros y accesibles se constituye en una auténtica amenaza para las empresas especializadas en prestar servicios fotográficos. El negocio cambió y ahora no solo es indispensable ofrecer un portafolio mixto entre productos y servicios tradicionales y digitales, sino que las compañías deben pasar de vender fotografía, a comercializar productos y servicios de electrónica. "Desde hace unos años compramos a Agfa de Alemania y Fuji de Japón lo último en tecnología de laboratorios fotográficos digitales, lo que nos permite capturar todo tipo de archivos digitales e imprimir copias de óptima calidad. Además, ahora ofrecemos diversas alternativas como las memorias portátiles, la camará, el video, el rollo, la foto del pasaporte, el computador y una cantidad de productos y servicios que necesitan nuestros clientes. Antes era revele y se acabó; hoy nos toca vender hasta paletas para sobrevivir", dice Eduardo Echavarría, gerente general de Foto Japón.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.