| 2/12/1999 12:00:00 AM

Dos filosofías

Dos filosofías
La integración va a convertir al Exito en la compañía más grande del mercado, con ventas integradas por $1,9 billones. Para dar una idea de lo que esto significa, basta decir que va a concentrar poco más del 40% del mercado de las nueve cadenas más grandes que hay en el país.



Las estrategias de las dos compañías han sido muy diferentes, lo que hoy se traduce en una ventaja, porque las convierte en firmas que se complementan.



El Exito siempre le apostó a un formato de supermercado y a estar sólo en las tres principales ciudades del país, mientras que Cadenalco se la jugó a la diversificación geográfica y de nicho. Está en 31 ciudades y desarrolla formatos como Ley, Superley, Pomona, Optimo y Próximo.



Precisamente, la concentración del Exito es uno de los factores que le ha permitido mantener altos niveles de eficiencia. Esta empresa, que hace 10 años era vista como un pez chico por los antioqueños, hoy está en la liga de los peces gordos, con la ventaja de ser percibida como más eficiente que Cadenalco.



En 1994, la empresa del Sindicato Antioqueño vendía casi $100.000 millones más y, a partir de 1997, el Exito empezó a superarla por un pequeño margen, pero la superó.



Analistas y competidores consideran que el Exito hace un uso más eficiente de sus recursos y que sus sistemas de administración son mejores. De hecho, indicadores como ventas por metro cuadrado y ventas por empleado sustentan esta percepción.



A septiembre de 1998, el Exito vendía $12,3 millones por metro cuadrado, el doble de Cadenalco. Y durante 1997, cada empleado del Exito vendió en promedio $117,1 millones, frente a $104,5 millones de uno de Cadenalco.



De lo que no cabe duda es de que cada compañía tiene sus fortalezas. Cadenalco, por ejemplo, es muy eficiente en importaciones y manejo de variedades, mientras que el fuerte de Exito está en textiles, entre otros. De hecho, este último punto es el que le permite tener un mejor desempeño en las ventas por metro cuadrado, ya que éstos son productos más costosos que los alimentos y que, por tanto, suben el promedio.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.