| 6/16/1998 12:00:00 AM

Claridad ante todo

Claridad ante todo
El dolor de cabeza cuando se debe exigir el cumplimiento de una garantía se puede evitar si se sabe lo que cubre y lo que no.



En el caso de vehículos es indispensable hacer las revisiones obligatorias y con mecánicos autorizados.



De acuerdo con la Superintendencia de Industria y Comercio, la garantía de calidad, funcionamiento y servicio de posventa obliga al fabricante, concesionario o distribuidor a efectuar las reparaciones técnicas o reemplazar piezas sin costo alguno en el período determinado.



Es importante dejar por escrito al concesionario los problemas del carro y exigir un informe de los trabajos efectuados. Esto le sirve al propietario para evitar que le cobren la mano de obra de estos trabajos (el concesionario está autorizado a cobrarla para los de mantenimiento), pero también, si el problema se sigue presentando una vez expirada la garantía, puede ser una prueba de que un problema de fábrica continúa, en cuyo caso es responsabilidad del concesionario resolverlo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.