| 2/16/2006 12:00:00 AM

Caso de reencauche

Caso de reencauche
El mantenimiento de los buses de TransMilenio es una ciencia. Los patios engrasados en solares abandonados, los repuestos del 7 de Agosto o de Barrio Triste, los buses sucios y con los asientos rotos pasaron a la historia. Una razón es que cada bus cuesta $800 millones y que las flotas para cada ciudad son enormes. De hecho, el negocio más grande de Volvo en 2005 fue el del TransMilenio de Chile.

Por eso, las compras de repuestos, combustible y llantas se hacen con contratos de suministro a largo plazo que reducen los costos y la incertidumbre de alzas futuras.

En los TransMilenios todo se presupuesta y a todo se le hacen cuentas. Express del Futuro en Bogotá tiene 125 buses articulados y por tanto 1.250 llantas rodando permanentemente. Después de mirar sus procesos, descubrieron una fuente de ahorro en el reencauche de las llantas. Hoy reencauchan el 60% de esas llantas y modificaron el proceso de reencauche para hacerlo más eficiente.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.