| 2/15/2008 12:00:00 AM

Apuesta mayor

En el mercado interno, la hidroeléctrica Pescadero Ituango es prioritaria para EPM.

Apuesta mayor
Desde 1968 viene cocinándose la realización del proyecto hidroeléctrico Pescadero Ituango en el departamento de Antioquia. Y aunque duró engavetado varios lustros, hoy es uno de los proyectos más seductores del sector.

Esto obedece a que se trata de una planta de 2.400 megavatios de generación, lo que la convierte en la más grande del país, la cual demanda una inversión de cerca de US$2.300 millones. Pescadero Ituango tiene una gran ventaja, pues sus impactos ambientales son mínimos ya que las áreas inundadas no son agrícolas y el desplazamiento de personas es mínimo (serían solo 40 familias), lo que favorece el costo del proyecto.

Al frente de ella está una sociedad promotora en la que sus accionistas mayoritarios son EPM y la Gobernación, cada uno con más del 45% de participación, y el resto pertenece a accionistas privados y la Nación.

EPM ya anunció que el proyecto será presentado en mayo en el proceso de subastas que garantizarán energía en firme para 2018, con una primera etapa de 1.200 megavatios, y cuenta con el dinero para iniciarlo. La gobernación, por su parte, quiere participar del proyecto y busca recursos en la banca multilateral, como el BID, para capitalizarlo.

Se ha mencionado el interés de Vale Do Rio Doce y Alcoa, mineras brasileñas, en este proyecto. Estas empresas están buscando la ubicación para el montaje de una planta de producción de mineral de bauxita para obtener aluminio y requieren de un suministro estable y barato de energía.

La inversión de esta planta de aluminio ascendería a más de US$3.000 millones. El presidente Uribe, tras una reunión con representantes de Vale, a finales de enero, comentó el interés de la brasileña y dio por hecho la inversión, circunstancia que fue desmentida por la minera, aunque no negó su interés de invertir en Colombia. Esta empresa, al parecer, tiene cinco posibilidades en América Latina. La discusión hoy se centra en si alguna de las mineras entra al proyecto como socio o se hacen contratos de largo plazo para la compra de energía.

Pero Vale y Alcoa no son las únicas que ven posibilidades de invertir en el proyecto. La constructora brasileña Camargo Correa y la italiana Impregillo, también tienen interés.

De otro lado, aunque la venta de las electrificadoras regionales se pospuso, EPM tiene planeado participar en el proceso de licitación en tres de ellas, de acuerdo con la autorización de las autoridades energéticas y de competencia en el país.

"Podemos participar por tres de las electrificadoras, cuyos nombres me reservo, sin llegar al tope de participación del 25% en distribución", dice Gaviria.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.