| 3/1/1994 12:00:00 AM

¿Ya escribió su hoja de vida?

A la caza de empleo, no se equivoque al escribir su hoja de vida.

¿Es usted un ejecutivo y quiere cambiar de horizontes porque está aburrido con su sueldo o con lo que hace? ¿Sólo cambiaría de empleo si se le presentara una estupenda oportunidad? ¿Está desempleado porque reestructuraron su empresa y a usted lo dejaron sin piso? En cualquiera de estos casos usted necesita tener preparada su hoja de vida y ésta debe ser convincente. Recuerde que en muchas ocasiones la única carta de presentación, y la única defensa que usted tendrá, serán tres hojas. He aquí unos cuantos consejos que podrán ser útiles a la hora de escribir su "Resumé".



¿BREVE O EXTENSA?



Su hoja de vida debe alcanzar dos objetivos: proveer una orientación instantánea y ser totalmente convincente. La brevedad es buena para lograr el primer objetivo, pero es desastrosa con el segundo. De tal manera que si usted no es un personaje internacionalmente conocido (como Lee Iacocca), la brevedad no es la respuesta, pero tampoco pase de cuatro páginas.



ORIENTACIÓN INSTANTÁNEA



¿Cuánto tiempo cree que un posible empleador le dedicará a su hoja de vida? ¿20 segundos?, ¿30 segundos?, ¿un minuto? Si dijo un minuto está usted siendo optimista. Pero ese es más o menos el tiempo que tiene para orientar al lector sobre quién es usted y si podría ser la persona que están buscando. La mayoría de las veces su hoja de vida llegará a las manos de un lector que en ese momento no necesita una persona con su perfil. Si en un minuto su hoja de vida ha hecho un pobre trabajo de orientación, aterrizará en la basura por confusa y/o tediosa. Consuélese; es probable que en cualquier caso se hubiera ido a la basura si no lo necesitan en ese preciso momento.



TOTALMENTE CONVINCENTE



Pero en las escasísimas instancias en que su hoja de vida alcanza a un empleador en el momento preciso en el cual necesita alguien como usted y usted lo orienta rápidamente hacia ese hecho, entonces y sólo entonces, éste estará dispuesto a incrementar en algo su lapso de atención. Ya no lo considera irrelevante pero tratará de encontrarlo ordinario. Pero, espere un minuto; usted ha estado involucrado en varias cosas que fueron impresionantemente exitosas. Si, pero probablemente estos programas fueron concebidos, planeados y ejecutados por otros y usted no era sino un jugador de apoyo. No importa. Su explicación clara y sucinta de las acciones que se tomaron suena como si usted hubiera sido el estratega. Su lector decide: "Esta persona es interesante. Leeré hasta el final y después lo leeré todo de nuevo; si todavía me parece bien, quizás hasta lo llame".

Como puede ver, una hoja de vida muy breve hubiera orientado rápidamente a su lector pero no hubiera alcanzado a interesarlo hasta el punto de alcanzar el teléfono y llamarlo.



ACERCANDO

A LOS CONTRARIOS




A estas alturas a usted ya se le habrá ocurrido la pregunta de si el requisito de orientación instantánea no estará riñendo con el de totalmente convincente. No tiene por qué ser así si su hoja de vida es visualmente accesible. El formato y la disposición se vuelven extremadamente importantes. Si usted organiza su hoja de vida de la manera adecuada, el recipiente mirará probablemente todas las páginas antes de leer cualquiera de ellas. Después de todo es un impulso normal del lector hacerlo. Si el suyo es el formato estándar de cronología inversa y cada bloque de empleador/tiempo/cargo flota en suficiente espacio blanco como para hacer claro dónde termina cada segmento y dónde empieza el siguiente, su lector estará viajando con piloto automático pasando a través de cualquier número de páginas en segundos.



ORIENTE A SU LECTOR

CON INFORMACIÓN ESPECÍFICA




Para cada puesto de dirección ' oriente a su lector acerca del tamaño y naturaleza de: (1) la unidad más grande en la cual usted participaba y (2) la parte de la cual era responsable. ¿Cuál era el tamaño de la empresa en gente, ventas y utilidades? ¿Problemas y oportunidades que usted identificó? ¿Las estrategias que se ideó? ¿Y los resultados que alcanzó?



USE NÚMEROS DONDE SEA POSIBLE



Concéntrese en datos cuantificables. Dé cifras en pesos para ventas, utilidades, costos, inventarios, etc. Antes y después de que sus programas fueran implementados. Dé cifras comparativas del resto de la industria o de otra parte de su compañía que demuestren que estos números son especiales.



EVITE UTILIZAR FRASES Y PALABRAS VACÍAS



Omita el uso de adjetivos autolaudatorios como "gran", "significativo", "sustancial", "sobresaliente". Siempre que se justifica una palabra así, un número es más convincente. Y nunca escriba frases sin significado y demasiado generales como ésta: "Responsable de la dirección de los asuntos técnico-estratégicos que impactaban la parte básica de los negocios de la compañía''.



CREE UN MOSAICO



Usted ha visto esas imágenes que se hacen con montones de pequeñas piedrecitas de colores. Imagine que cada promoción a un nuevo empleo, cada mejoría numérica, cada punto específico de análisis y estrategia es una piedrecita. Cuando se colocan todas en el orden correcto, estos fragmentos serán conectados por su lector en una imagen de usted. Ni trate de adivinar la forma que tendrá esa imagen. Sólo ponga suficientes hechos específicos... piedra sobre piedra... de tal manera que el lector advierta por sí mismo el patrón favorable que implican.



SIEMPRE ACOMPAÑE SU HOJA DE VIDA CON UNA CARTA



Escriba una carta que acompañe a su hoja de vida donde haga claridad sobre las necesidades específicas que su lector podría tener de una persona como usted. No diga simplemente "aquí estoy; adivine qué es lo que sé hacer". Y sea realista. Si se enreda tratando de escribir una carta convincente, explicando cómo puede llenar una necesidad específica de un empleador en un campo no relacionado con el suyo, pare. Si usted mismo no está convencido, ¿cómo espera convencer a otro? La carta no debe ser muy larga, ya que la brevedad aquí es esencial; vaya directamente al grano y deje de lado todas las frases de cajón que se le crucen por la mente. Concéntrese en un tema central y sea claro. Por último, ofrézcale beneficios a su lector; no se empecine sólo en lo que usted quiere.



EL ÚLTIMO CONSEJO



Los que saben de esto dicen que un tercio de las hojas de vida contienen por lo menos un error de ortografía. Y ese error está tan bien colocado que ni Murphy hubiera escogido mejor el lugar. Antes de imprimir y mandar 230 hojas de vida, hágala revisar por una o dos personas que lo(a) estimen y tengan buena ortografía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?