| 5/14/2010 12:00:00 PM

¿Vuelve el interés?

Tras un año durante el cual no hubo grandes movidas en el sector siderúrgico y una vez superada la crisis y con expectativas de recuperación de los precios, las adquisiciones reaparecen en la agenda.<br><br>

El sector siderúrgico arrancó el año con una gran movida en el mercado colombiano. Ferrasa, una de las mayores comercializadoras del país y que se había integrado hacia atrás en la cadena -con la compra de Acasa y su participación en Perfilamos del Cauca-, vendió el 54% al grupo siderúrgico argentino Techint, por más de US$74 millones.

Esta jugada movió un sector que estaba quieto en términos de adquisiciones y fusiones, producto de la crisis y la caída de los precios internacionales del hierro y el acero. Ahora se prevé una mayor dinámica en este campo en el escenario postcrisis. Con nuevas perspectivas de crecimiento económico, el desarrollo de infraestructura y la recuperación de los precios en el mundo, las empresas buscan mayores volúmenes y economías de escala y aún hay espacio para moverse.

"Las diez empresas más grandes del sector en el mundo tienen el 30% del mercado. El 70% está más atomizado y no pasa lo mismo que en otros sectores donde pocas empresas controlan el mercado", dice Juan Manuel Lesmes, director de la cámara de Fedemetal de la Andi.

¿Y en Colombia? Dos hechos han caracterizado la industria en los últimos años. Uno, la integración hacia atrás de los comercializadores, buscando producción; y dos, el interés de los productores de llegar hasta los clientes finales.

Por eso, luego de los procesos de compra de Diaco y Acerías Paz del Río, que significaron la llegada de Gerdau y Votorantim, respectivamente; y de la compra de Tubo Caribe por parte de Tenaris -que hace parte del grupo Techint-, las empresas buscan eficiencias y mayor masa crítica. De hecho, antes de que Techint adquiriera a Ferrasa, la colombiana Siderúrgica de Occidente (Sidoc) estuvo interesada en adquirir los activos de producción de Ferrasa, sin que se lograra un acuerdo.

A su vez, las multinacionales que están en el mercadeo al parecer están interesadas en consolidar aún más su posición. "Hemos recibido ofertas de Gerdau y Votorantim, pero no se ha concretado nada y los dueños de la compañía no tienen interés de vender", explica Marcela Mejía, gerente de Sidoc.

"La compra de una participación mayoritaria de Ferrasa por parte de Techint da una señal de confianza en cuanto a que el mercado va a crecer y quiere participar en él", agrega Lesmes.

Los intereses van en distintas direcciones. Por ejemplo, la gigante siderúrgica Mittal, que en el pasado participó en la puja por Acerías Paz del Río que, al final, quedó en manos de Votorantim, reactivó su agenda de adquisiciones en el mundo. Sin embargo, para algunos el interés de Mittal en Colombia podría tener otra prioridad: la minería, pues busca en el mundo mineral de hierro, materia prima básica para la producción siderúrgica. De otro lado, se espera en el mercado que se reactive el interés por la ferretera GyJ, una de las empresas que fue parte de la agenda de compras en 2008 y que estuvo a punto de ser vendida a Votorantim. Todo indica que el interés de las empresas generará nuevas movidas en el sector y que la estrategia empieza a tomar forma de nuevo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?