Vuelo tropical

| 3/16/2001 12:00:00 AM

Vuelo tropical

Con aviones pequeños y rutas cortas, una nueva aerolínea colombiana piensa sacarles provecho a la Costa Atlántica y al Caribe en general.

Había que ser originales en todo. Y eso incluía, desde luego, al símbolo de la compañía. Después de analizar varias propuestas en este sentido, todos estuvieron de acuerdo en que tenía que ser un delfín. Este tierno e inteligente animalito se convirtió así en la imagen de una aerolínea que había sido pensada para volar sobre el mar Caribe. Para conectar directamente a San Andrés con Cartagena, Barranquilla y Montería. Y, más adelante, con Panamá, Costa Rica y Cuba, tres de los destinos turísticos más importantes de Centro América.

La primera aparición en público de esta nueva especie de delfín fue el 27 de diciembre de 1999, cuando se realizó el vuelo inaugural de West Caribbean Airways, entre San Andrés y Providencia. Fue exactamente un año después de que un grupo de empresarios paisas e isleños decidieron embarcarse en esta aventura con un capital autorizado de $1.650 millones.



A diferencia de otras aerolíneas colombianas que han intentado ingresar con aviones grandes a mercados controlados por otros operadores, West Caribbean Airways se decidió por aeronaves pequeñas y con buenas especificaciones para volar sobre el nivel del mar. De esta manera, la aerolínea comenzó a tomar vuelo con tres modelos checos Let 410, que son turbohélice y con una capacidad para 19 pasajeros. Fueron adquiridos mediante el sistema de leasing. Posteriormente, cuando la Aerocivil le autorizó las rutas desde San Andrés hacia Montería, Barranquilla y Cartagena (las que cubren desde el pasado 27 de diciembre), la aerolínea arrendó un avión un poco más grande pero igualmente apropiado para vuelos cortos: un ATR 42, francés, con capacidad para 44 pasajeros. Desde el inicio de la operación hasta el momento, la empresa ha reportado una ocupación del 75% en 12 frecuencias semanales asignadas para estos tres destinos.



El plan de negocios de West Caribbean se consolidó con la autorización para iniciar frecuencias entre San Andrés y Panamá, Costa Rica (San José) y Cuba (Varadero), países ante los cuales ya está tramitando los permisos respectivos. Mientras tanto, adelanta las negociaciones para la incorporación de una nueva aeronave ATR, que llegará a mediados de abril. Al mismo tiempo, está tratando de concretar alianzas estratégicas con hoteles y otras aerolíneas de la región para canalizar el flujo de turistas provenientes de Canadá y Europa.



Pero los planes de West Caribbean Airways también tienen qué ver con el mercado regional de la Costa Atlántica, que según los directivos de la compañía no solo está abandonado, sino también desaprovechado. Por eso, han pensado unir ciudades intermedias como El Banco, Apartadó, Riohacha y Valledupar, con vuelos directos a Montería, Barranquilla y Cartagena. A más tardar en dos meses, entrarían a operar estas rutas que cubren zonas donde la inseguridad ha restringido notoriamente la movilización de vehículos por las carreteras.



Varios factores apuntan a que esta aventura por el Caribe puede resultar exitosa. El hecho de operar aviones pequeños en rutas cortas le permite a West Caribbean Airways manejar una estructura liviana y costeable. Al mismo tiempo, le facilita obtener puntos de equilibrio con pocos pasajeros. La cercanía de San Andrés con destinos turísticos y de negocios muy visitados en Colombia, el Caribe y Centro América, en general, también le abre un universo de oportunidades para la realización de alianzas estratégicas con otras aerolíneas para hacer conexiones en muchos destinos y para la conquista de importantes mercados que antes eran inalcanzables para las aerolíneas colombianas.



Sin duda, se trata de un atractivo y tropical plan de negocios con base en el cual West Caribbean Airways puede llegar a consolidarse en el futuro, como lo han hecho en Europa y Estados Unidos aerolíneas que manejan este mismo esquema de aviones pequeños y vuelos cortos. Esto le garantizaría una operación rentable a la nueva y emprendedora aerolínea colombiana.



Turismo creciente



La Organización Mundial del Turismo destaca al Caribe centroamericano como una de las regiones que ha desarrollado y mantenido una importante tasa anual de crecimiento (7,1%) en la llegada de vuelos internacionales.



Durante el año pasado, los destinos preferidos por los turistas fueron República Dominicana y Cuba, que reportaron crecimientos del 12,4% y 8,9%, respectivamente.



Centro América, sin embargo, reportó en términos generales el mayor dinamismo de la actividad turística en el continente, con un crecimiento del 8,8% con respecto a 1999.



Uno de los destinos de mayor crecimiento en el Caribe durante los últimos años ha sido Varadero, con sus hermosas playas blancas de aguas cristalinas a dos horas de La Habana, en Cuba. Esta localidad ha sido poblada con condominios y resorts de cadenas internacionales. Por esta razón, Varadero será uno de los destinos estratégicos de West Caribbean Airways.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.