| 3/1/1994 12:00:00 AM

¡Viva Vives!

El éxito del negocio de Carlos Vives tiene aterrados a todos, inclusive a su casa disquera.

Muchos dicen que a Sonolux se le apareció la Virgen con Carlos Vives. Otros dicen que fue al revés. Para los más sensatos se les apareció a todos. Así lo demuestran las 900.000 copias de los clásicos vallenatos vendidas hasta hoy en el mercado colombiano en sólo seis meses.

En el pasado los temas de Sonolux que más se habían vendido en el mercado nacional fueron "La pollera colorá", '"La cucharita", "La saporrita" y el "mosaico" del Cuarteto Imperial, pero nunca se sobrepasaron las 200.000 copias. Otros intérpretes de talla internacional como Rocío Durcal, Juan Gabriel o Camilo Sesto, alcanzaron en promedio, y en sus mejores años, apenas 200.000 copias; o más recientemente, Juan Luis Guerra, con el sello FM, llegó a las 300.000.

Por eso en Sonolux, la firma disquera que nació hace 45 años en Medellín como una empresa de la familia Bedout y que desde 1984 pasó a ser parte de la Organización Ardilla Lulle, todos están contentos y apenas asimilando un éxito muy superior al esperado. El mismo Vives se sorprendió después de ver que en sus dos primeros discos vallenatos, grabados con música del maestro Rafael Escalona y con la multinacional Sony, puso en el mercado 260.000 y 60.000 copias respectivamente. El disco que más se había vendido en el mercado colombiano antes del fenómeno Vives era uno del vallenato Diomedes Díaz, quien graba con Sony, con 350.000 copias en el transcurso de los últimos seis años.

¿Cómo llegó Carlos Vives a Sonolux? La vinculación del cantante, actor y publicista con la Organización Ardila Lulle se produjo a raíz de una falta de acuerdo con Caracol Televisión. Vives acudió, entonces, a RCN Televisión a hablar con su presidente, Samuel Duque. Después de algunas horas de conversación la química entre Duque y Vives salió a relucir, con el esbozo de un acuerdo que comprendía no solamente la grabación de canciones, sino también la actuación en el seriado "La Tele" y en la telenovela "Pescadito", así como su participación en comerciales de Colombiana y en la realización de varios conciertos por todo el país. El acuerdo se firmaría días más tarde.

La política de Sonolux, como lo aseguró uno de sus directivos, es apoyar a los valores artísticos nacionales, y por eso están gozando del cuarto de hora que dicen merecerse desde hace rato. Por allí pasaron Garzón y Collazos, Lucho Ramírez, el Dueto de Antaño, Víctor Hugo Ayala, el trío Morales Pino, Oriol Rangel, Jaime Llano González y Helenita Vargas, entre otros. Pero consideración aparte de una historia ya superada y no tan exitosa, la verdad es que "últimamente se observa una tendencia en varios países a volver a las raíces musicales propias", tal como comenta Samuel Duque. Ello en parte explica el otro éxito de Sonolux: el disco del grupo venezolano "Barranco", cuyo productor, Ezequiel Serrano, es colombiano y cuya música es de los Corraleros de Majagual.

Las ganancias han superado cualquier expectativa. Por ejemplo, en sólo regalías para los 14 autores de los "Clásicos de la Provincia" se han cancelado $144 millones, cifra equivalente al 7.5% de las ventas a los distribuidores, dividida entre el número de autores. "Muchos de ellos ni siquiera habían pensado que recibirían esa plata", asegura Sonia Eugenia Amaya, del departamento financiero de Sonolux.

Para lograr este éxito se tuvo que trabajar mucho. "Fue algo bien planificado y con promoción de primera", dijo Raúl Escalante, director de Promoción de Sonolux, que tuvo a su cargo la labor de dar a conocer el disco. Lo primero que se hizo, explicó, fue el concierto en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, que contó con la asistencia de Carlos Ardila Lulle.

El segundo paso fue la escogencia de lo que en el mundo de la música se conoce como el tema objetivo, es decir, el que se le ve mayor proyección entre el público. El trabajo de Escalante aquí fue convencer al equipo que "La Gota Fría" era el indicado y gracias al respaldo que se recibió se logró ubicar este tema como el mejor de fin de año. Fue tal su éxito que en diciembre pasado en Cali fue escogido como el disco de la Feria, algo que nunca había sucedido, pues siempre la salsa ocupaba ese lugar de privilegio.

Luego se hizo la promoción medio a medio. Vives, Egidio Cuadrado y Raúl Escalante visitaron los medios de comunicación (radio, prensa y televisión) más importantes de gran parte de las capitales del país. La gira comenzó en Barranquilla y siguió por Cartagena, Santa Marta y Valledupar, donde Vives aprovechó para cerrar el festival vallenato. Cali y Medellín siguieron después.

Posteriormente vinieron los conciertos donde se calcula han ingresado más de 250.000 personas en total. En Bogotá, por ejemplo, la asistencia superó las 60.000 personas y en Bucaramanga las 30.000. En las demás ciudades el promedio fue de 18.000 asistentes por la capacidad de los escenarios. Un aspecto que vale la pena destacar fue la decisión de Samuel Duque, finalmente aceptada por Vives, de hacer el concierto de Bogotá él solo, sin la presencia de otro grupo taquillero, como por ejemplo Maná. La decisión fue muy afortunada puesto que por primera vez un cantante colombiano llenó solo un concierto en la exigente plaza de Bogotá. Anteriormente siempre se decía que la mitad o una proporción mayor de la taquilla correspondía al grupo o grupos extranjeros de renombre, que acompañaban al artista colombiano.

Pero el éxito de Vives no se queda ahí. La multinacional Polygram acaba de hacer el lanzamiento de los "Clásicos de la provincia" en los mercados de Estados Unidos, España, México, Chile, Puerto Rico, Argentina y Brasil. Al mismo tiempo en Ecuador el sello "Famoso", en Venezuela "Sonográfica" y en Costa Rica "Fonovisa" hacen lo propio.

Mientras tanto en las oficinas de Sonolúx en Bogotá, Raúl Escalante sigue recibiendo invitaciones de Estados Unidos, Venezuela y Centroamérica para que Carlos Vives presente su espectáculo vallenato en esos países. Ofrecen pagar entre US$30.000 y US$40.000 libres de gastos. Los compromisos internacionales han alcanzado tal intensidad que por ahora las partes resolvieron posponer la realización de la telenovela "Pescadito" por lo menos ocho meses. Por eso es que hoy el Compae Chipuco y la Gota Fría han llegado más lejos que lo que se imaginaron sus propios autores.

Todo lo anterior gracias al esfuerzo empresarial de la Organización Ardila Lulle y al talento creativo y "de publicista y hasta directivo" que distingue a Carlos Vives, según las palabras de Samuel Duque.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?