Iván Correa, gerente de EEPPM.

| 11/1/2002 12:00:00 AM

Viento a favor

Con 20 megavatios de generación, EEPPM adelanta en La Guajira un proyecto piloto de producción de energía a partir del viento, único en Latinoamérica, cuyo potencial es gigantesco.

En agosto del 2003, entrarán al sistema interconectado nacional de energía 20 MW adicionales producidos en la alta Guajira. Allí, en medio del desierto, 18 aerogeneradores con aspas de más de 30 metros de diámetro y una altura superior a los 60 metros, conformarán el primer parque de generación eólica --producida a partir del viento-- en América Latina.



La generación de este proyecto piloto en La Guajira apenas representa el 0,15% de la producción actual en el país. Pero la importancia de esta iniciativa radica en que diversifica las fuentes de energía, le da mayor soporte y confiabilidad al sistema en Colombia, abre las puertas para que en un futuro se fortalezca la posición exportadora de energía del país y sirve para la reducción de emisiones de gases.



Si el experimento funciona, en La Guajira se podrían producir 5.000 MW de energía eólica, con una ventaja adicional. Los vientos cobran su mayor intensidad durante los veranos extremos, cuando las hidroeléctricas tienen problemas de suministro.



La generación eólica es la capacidad de producir energía a gran escala gracias a la velocidad del viento. Con grandes aerogeneradores se aprovecha el movimiento del aire que se transforma en energía rotacional y luego en energía eléctrica. A pesar de ser un sistema de grandes ventajas desde el punto de vista ambiental, también tiene algunas limitaciones como su intermitencia e imposibilidad de almacenamiento.



Los alcances



Aunque el momento para iniciar la exploración de nuevas fuentes de energía no parece ser el mejor, obedece a un planteamiento de largo plazo.



Hoy Colombia tiene una capacidad instalada de 13.000 MW y una sobreoferta de electricidad, que sería alcanzada por la demanda en unos 6 años. Es decir, solo después de ese período se requeriría la entrada de nuevas plantas de generación. Además, hay grandes proyectos hidroeléctricos para atender ese crecimiento, como Porce III, que generará 700 megavatios, con una inversión de US$800 millones.



A pesar de esta aparente sobreoferta, el país aprendió que es necesario diversificar el riesgo en las fuentes de energía y compensar las debilidades del sistema. Es decir, lo ideal es combinar todas las fuentes de generación.



Las características de la energía eólica no permiten que ese sistema participe con más del 25% del potencial de generación del país, dadas limitaciones, como su intermitencia y la imposibilidad de ser almacenada. Por tanto, solo se podrían utilizar los 5.000 MW que está en capacidad de producir La Guajira, cuando la generación nacional alcance una cifra cercana a los 25.000. Por esto, con la generación actual, lo máximo que puede producir el parque eólico es 2.500 MW.



El gobierno ha entendido el potencial de este tipo de proyectos, a tal punto que la reforma tributaria que avanza en el Congreso plantea la posibilidad de que desarrollos de generación de energía eólica queden exonerados del impuesto de renta por 15 años.



La visión de EEPPM



EEPPM trabaja en el proyecto del parque Jepirachí desde hace 2 años, junto con la agencia alemana GTZ con la cual firmó un convenio de cooperación. "Hoy somos la única empresa que invierte en nueva generación de energía. Además de Porce II --que genera 400 MW con una inversión de US$505 millones--, y dos pequeñas centrales en Antioquia --que producen 37 MW y que costaron US$40 millones--, decidimos arrancar en la producción de energía limpia", dice Iván Correa, gerente de EEPPM.



La inversión de EEPPM en el parque eólico asciende a US$20 millones. Hace unos meses, se cerró la licitación para la construcción de la subestación y la obra civil y en la última semana de octubre se cerró la licitación de los aerogeneradores y los transformadores.



Aunque el impacto de generación en EEPPM es mínimo, pues son solo 20 MW frente a su capacidad instalada de 2.500 MW, sin duda, esto forma parte de la visión de largo plazo de la compañía. No solo la convierte en el pionero en nuevas alternativas energéticas y en el negocio de reducción de emisiones, sino que los 20 MW son apenas la cuota inicial de un desarrollo que puede traer hacia el futuro importante transferencia de tecnología.



El parque eólico tiene un potencial inmenso: cuenta con unos beneficios tributarios que hacen atractiva la inversión y si bien hoy los costos de construcción son similares a los de una planta hidráulica --US$1,1 millón por megavatio--, la tendencia en el mundo es que los costos bajen.



Con este panorama, las posibilidades de Colombia de generar más energía y consolidarse como el jugador más importante en la producción de energía eléctrica en la región andina y de exportar los excedentes hacia sus países vecinos son cada vez más claras y, seguramente, no se quedarán en el aire.



Por qué La Guajira

Hay dos razones fundamentales para la localización del parque eólico Jepirachí en la Guajira. La primera porque es una de las regiones del mundo con las más altas velocidades del viento, que llegan a 10,3 metros por segundo, con una velocidad promedio de 9,8, cuando el promedio mundial es de 7,5. La segunda razón es que los vientos son continuos en el 85% del año, mientras que en otras partes del mundo este indicador es del 65%.



La gran ventaja de la energía eólica es que contribuye a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, porque desplaza la generación térmica con gas o carbón y reduce la contaminación que se puede generar por estos procesos. Según el Ministerio del Medio Ambiente, el proyecto podría vender 800.000 toneladas de CO2, lo que representaría para EEPPM cerca de US$300.000 anuales.



Para este parque, el impacto ambiental es mínimo sobre la flora y vegetación de la región, debido a la cercanía al puerto de desembarque de equipos. Además, la zona es semidesértica, de clima cálido y seco y poca fauna y vegetación.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.